Con 4.5 millones de dólares podés comprar esta casa en Uruguay, destacada por el New York Times

Los compradores extranjeros dominan las transacciones de propiedades de lujo en Uruguay, con precios que van de los dos millones a los 20 millones de dólares.

En la última edición de su sección House Hunting, el New York Times se mete en Uruguay, más precisamente en La Barra, para revelar el interior de una casa que vale 4.5 millones de dólares.

Se trata de una construcción de 2007 en una terreno de 7 hectáreas, que queda a un kilómetro y medio de la costa.

Es una casa de dos pisos diseñada por el arquitecto Diego Montero, construida en base a madera y concreto, con techo de metal y tres cuartos en suite.

La propiedad se vende totalmente amueblada, con una mezcla ecléctica de decoración contemporánea y tradicional.

Además de la casa principal hay una construcción para invitados con dos cuartos en suite, un pequeño estudio con baño. Las dos tienen piscinas y espacios de entretenimiento.

Sandra Sofio, directora de Engel & Völkers Punta del Este, dijo al New York Times que el mercado inmobiliario de Uruguay tuvo su pico en el 2010 y luego descendió un poco, en parte por los “tumultos políticos y económicos en los vecinos Argentina y Brasil”.

Los especialistas inmobiliarios consultados por el diario neoyorquino explicaron que muchos europeos están comprando propiedades en Uruguay, al que ven como “seguro”.

Sofio dijo que las propiedades cerca de la playa en la zona cuestan desde los dos millones a los 20 millones de dólares. Sin embargo, “hay disponibles casas modestas y pequeñas más lejos de la playa, de dos dormitorios, que pueden salir desde 200.000 dólares”.

El mercado inmobiliario “de lujo” está dominado por compradores extranjeros en el país, especialmente argentinos y brasileños, aunque también hay una demanda alta de personas que vienen de más lejos a vivir a Uruguay tras jubilarse. Por ejemplo, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Inglaterra, Italia y España.

Además, una tendencia es comprar casas en el campo, en ambientes rurales, especialmente entre jóvenes estadounidenses que desean vivir en granjas.

Fuente: Montevideo Portal
Foto: House Hunting/New York Times

 

2018-02-07T12:26:36+00:00 febrero 6, 2018|Categorías: Economía|Etiquetas: |