Así ven los peruanos la Semana de Turismo que celebramos en Uruguay

“Conoce por qué Uruguay llama ‘Semana de Turismo’ a la Semana Santa”, titula el diario Perú 21, una nota en la que explica que “Uruguay ejerce a rajatabla el principio de Estado Laico desde 1919 y, por ello, estos días feriados son aprovechados para promocionar el turismo en su territorio”.

Uruguay es un país que practica el principio de Estado Laico a cabalidad. Tanto es así que a la Semana Santa se le llama la ‘Semana de Turismo’ en la cual los feriados son aprovechados para festejar varias celebraciones culturales.

En los siete días que dura este periodo, el Ministerio de Turismo del Uruguay (Mintur) promociona cada rincón de su territorio para que la ciudadanía (y también extranjeros) viaje hacia los parajes charrúas y conozca las costumbres de su gente.

La mayoría de estas actividades no son religiosas. Por ejemplo, en el departamento de Paysandú, se celebra La Semana de la Cerveza, la cual coincide siempre con los Jueves y Viernes Santo. Los organizadores hacen coincidir los días centrales del evento con los feriados para que haya más visitas. En este 2018 se realizó su edición número 53.

Es así que la Semana Santa en Uruguay se festeja y se denomina de distintas maneras en varios rincones del país.

La Semana Criolla del Prado –que también coincide con la Semana Santa– es otra tradición que data desde 1925 y se caracteriza por sus “tradicionales peñas, espectáculos artísticos, actividades criollas y exhibiciones gastronómicas”. Así lo describe la Intendencia de Montevideo, lugar en donde se desarrolla este evento y que convoca a 200 mil visitantes, aproximadamente.

La Semana de la Vuelta Ciclista (creada en 1939), La Fiesta del Olimar(en el noreste de Uruguay) y La Semana de los Girasoles (que celebra la llegada de la semilla de esta flor a este país a manos de migrantes rusos) son otras festividades que se desarrollan en la Semana Santa y que no guardan relación alguna con el catolicismo.

Mientras que en otros países, el Jueves de la Última Cena y el Viernes de Crucifixión es tiempo de recogimiento, estos días en Uruguaytranscurren como cualquier otro feriado en su calendario. Cabe destacar que en 2019, la Semana de Turismo “a la uruguaya” cumplirá 100 años.

¿EN URUGUAY NO HAY NAVIDAD?
De acuerdo con el sitio web del Mintur, la Semana de Turismo fue nombrada como tal en la Constitución de 1919 y es una “denominación 100% uruguaya”. Sus principales características, tal y como lo indica esta cartera, “responde a sus principales características actuales: descanso, paseo y relax”.

¿Cómo es esto posible? En el Artículo 5 del Capítulo III que se encuentra en la Sección I de la Constitución Política de la República Oriental de Uruguay, se concibe que “todos los cultos religiosos son libres en el Uruguay” y que el Estado “no sostiene religión alguna”. Es decir, cualquier tipo de doctrina religiosa puede profesarse y ninguna tiene preferencia.

Gracias a este artículo, el principio de Estado Laico prevalece en tierras uruguayas, originando que la enseñanza de la religión católica (o cualquier otra) no forme parte del sistema educativo en colegios públicos. Otra consecuencia de la creación de este inciso es que las fiestas católicas ya no son fiestas nacionales.

De esta forma, la Navidad tampoco es reconocida como tal en Uruguay. El 25 de diciembre se le llama mayormente como ‘El Día de la Familia’ y la Bajada de Reyes se le denomina como ‘El Día de los Niños’. A estos feriados festivos se les suma otros tres que son de carácter histórico en el calendario charrúa. Ninguno es de corte religioso.

PARA ENTENDER EL ESTADO LAICO DE URUGUAY
La separación total del Estado de Uruguay con la Iglesia Católica ocurrió oficialmente en 1919 cuando se publicó la segunda constitución de este país. La primera era de 1830 y estipulaba la adhesión del estado uruguayo a la religión “católica, apostólica y romana”.

Ante aquella realidad, el mencionado Artículo 5 –que establece la laicidad en la nación uruguaya– fue acordada por todos los partidos políticos en 1917 y luego, fue llevado a referéndum en 1918. Los resultados del plebiscito fueron obvios: la mayoría de la ciudadanía estuvo de acuerdo con que su país sea un estado laico.

Sin embargo, hubo un pionero que 40 años antes de la implementación de la segunda constitución de Uruguay, impulsaba ideología laica. Fue José Pedro Varela (un intelectual y político uruguayo) quien propuso la Ley de Educación Común en 1877. Esta norma planteaba que «la escuela, establecida por el estado laico, debe ser tan laica como él» y que «la enseñanza primaria fuera laica, gratuita y obligatoria».

Estos pensamientos los implantó en su libro ‘La educación del pueblo’(1874) y, si bien la ley que formuló logró decretarse en 1877, lo cierto es que solo se aprobó en parte porque la laicidad no fue vista con buenos ojos. Fue recién en 1909 (30 años después de su muerte) que se admitió que la educación en las escuelas quedara totalmente separada de la religión.

LA RELIGIÓN CATÓLICA Y URUGUAY
En Uruguay no es cierto que la mayoría de sus ciudadanos sean ateos o no profesen ninguna doctrina. De acuerdo con las cifras presentadas en el sitio web del Ministerio de Turismo de este país, «la religión mayoritaria es el catolicismo, con un 47,1% de adeptos», sin embargo cabe señalar que “parte de este porcentaje no son practicantes”.

Debido a esta cifra, en la Semana de Turismo también hay festividades católicas en Uruguay. “Si bien Uruguay es un Estado que no profesa ningún credo en particular, el país cuenta con una variada agenda de fiestas religiosas, fiestas patronales, y peregrinaciones durante la Semana Santa”, resalta el Ministerio de Turismo.

De acuerdo con esta cartera, existen festejos religiosos en cada uno de sus 19 departamentos. Es así que cualquiera puede ser partícipe, en el Viernes Santo, del “tradicional Vía Crucis del Cerro de Montevideo, que en 14 estaciones recorre el camino de la cruz hacia la cima”, indica el portal ‘Uruguay Natural’ del ministerio mencionado.

En declaraciones a la Agencia EFE, Daniel Sturla –actual cardenal de Montevideo– señalaba en el año 2015 que la Iglesia Católica ha podido prevalecer en este estado laico. Consultado sobre las estadísticas que indican que Uruguay es el país con menos católicos en América Latina, el clérigo afirmó que los números nos los “asustan” ni los “achican”.

“Esto a nosotros no nos asusta ni nos achica. El tema es dar testimonio de la fe con alegría en medio de una sociedad plural y laica donde nosotros creemos de verdad que Jesucristo es necesario”, manifestó.

Sin embargo, calificó como “negativo” el hecho que Uruguay sea una nación que no tenga al catolicismo como uno de los pilares del Estado. “Parte de esta realidad uruguaya, sin duda, está marcada negativamente por un laicismo que fue muy fuerte a inicios del siglo XX y que ha dejado a las generaciones de ahora con un gran vacío espiritual”, añadió Sturla.

Fuente: peru21.pe

2019-04-15T17:05:06+00:00abril 15, 2019|Categorías: Sociedad|Etiquetas: |