Cocina de estación en la calle Sarandí

El 8 de setiembre se cumplirán dos años exactos desde que sobre el final de la calle Sarandí se puede disfrutar de un lugar tranquilo y de buena gastronomía.

De todos modos, el entusiasmo inicial parece seguir y, como advierte Ignacio Gamio Dagosto, uno de los propietarios de Lucca Bistró y Café, todavía conviene reservar lugar. Hasta allí llega todo tipo de público, en su mayoría turistas.

Aunque Ignacio estudió ingeniería en sonido, la cocina siempre fue algo que tuvo pendiente. Viajando por Europa hizo un “click” y decidió aprender gastronomía en IGA. Conoció a su socio, Sebastián Martín, mientras los dos eran chefs de Rara Avis. La idea del emprendimiento empezó como un café, y luego, con las propuestas de ambos, fue mutando hasta transformarse en Lucca Bistró y Café. “Nos copamos los dos con la idea, definimos con quién queríamos trabajar y empezamos a buscar locales. Cuando encontramos este en Sarandí, se terminó de definir todo”, cuenta Ignacio.

La carta de Lucca cambia cada cuatro meses, de acuerdo a la temporada. “Trabajamos con productos de estación”, dice Ignacio. “Siempre hay cuatro platos principales y un quinto como sugerencia que cambia de acuerdo a la temporada. Además hay dos entradas, dos ensaladas y postres que varían cada día”. Todos los productos son caseros y frescos. Además, el lugar cuenta con un almacén de conservas, mermeladas y embutidos.

Dentro de las entradas, una de las opciones más pedidas es el provolone relleno de tomate picante, con polvo de aceitunas y chile dulce ($ 270). Para los principales, en tanto, se puede elegir entre carne, pasta, pescado o arroz. Algunas de las opciones más tentadoras son el bife ancho, que viene con boniato a la sal, lactonesa de ajo asado y mostaza antigua ($ 450); y los ravioli de zanahoria y ricotta con mascarpone casero, almendras tostadas y tomillo ($ 440).

Para cerrar, imposible resistirse a la Panna Cotta (alrededor de $ 180). “Es como un flan sin huevo”, aclara Ignacio. De coco y lima, maracuyá o frutos rojos, hay para todos los paladares.

Información.
Dirección: Sarandí 368.
Precio promedio: $ 600.
Horario: De lunes a viernes de 9 a 18. Viernes de 20 a 1, sábados de 10 a 17.

Fuente: El País

2017-08-30T13:13:32+00:00 agosto 28, 2017|Categorías: Gastronomía|Etiquetas: |