fbpx

Corriedale mostró su potencial

La gira de otoño de la Sociedad de Criadores evidenció que la raza, inserta en cualquier sistema, es una herramienta valiosa para acceder a altas Rentabilidades

Por Manuela García Pintos, enviada a San José

Las clásicas giras de otoño son un ámbito ideal para percibir cómo evoluciona el desempeño de una raza. En ese marco, la Sociedad de Criadores de Corriedale del Uruguay (SCCU) organizó su actividad de 2019 en establecimientos de San José, Río Negro y Tacuarembó. Hubo una excelente concurrencia y quedó claro que el Corriedale es una herramienta valiosa para acceder a altas rentabilidades y en cualquier sistema.

Rodrigo Granja, presidente de la gremial del Corriedale, destacó a El Observador la alta asistencia de productores, técnicos y estudiantes, con más de 100 personas en cada uno de los predios visitados y una concurrencia global de más de 400 personas, con presencia incluso de criadores de Brasil y México.

Desde su punto de vista, “es importante y alentador” que participen esos criadores procedentes del exterior, sobre todo los brasileños, con quienes Uruguay tiene un intercambio importante en genética y conocimientos.

Granja resaltó la participación de los jóvenes y agradeció a las familias anfitrionas de este año que abrieron las puertas de sus casas y mostraron distintas formas de producción de Corriedale.

Otro aspecto valorado “es que la gente se arrime, no importa si no son criadores de Corriedale, mientras sean ovejeros y tengan ganas de seguir trabajando con la oveja son todos bienvenidos”, reflexionó.

En cuanto al potencial de lo que se observó, el presidente de la sociedad de criadores comentó que se vieron ejemplares Corriedale insertos en empresas ganaderas con distintos enfoques, lo que constituyó uno de los grandes atractivos de la gira de 2019.

Don Alfredo
La primera parada, el jueves 6, fue en el sur del país, en el establecimiento Don Alfredo, de Tedesco, una empresa que integra ganadería, agricultura, lechería y cabaña. Allí se observó que el Corriedale es un rubro de alto valor para la empresa.

“No esperábamos ver menos, un plantel excepcional, un plantel puntero de los que tiene el país”, elogió Granja.
Ignacio Tedesco, director de Don Alfredo, comentó a El Observador que la idea fue mostrar lo que se hace en el establecimiento.

Se comenzó explicando los diferentes tipos de explotación que tienen y con relación a los ovinos se informó que cuentan con un plantel y una majada general Corriedale. En bovinos, hay un plantel de Hereford y ganado general. Antes se hacía invernada de corderos, pero ahora se trabaja en el compartimento ovino Santa Leopoldina. También se analizaron los números y la forma de selección del plantel Corriedale de la cabaña.

El balance fue “muy positivo”, con una muy buena concurrencia. “Espero que se hayan llevado la forma en la que producimos en Don Alfredo y Santa Leopoldina, la mano de obra que hay, la familia que está atrás”, concluyó.

La Cimarrona
La segunda parada, ya el viernes 7, fue en Río Negro, en La Cimarrona, de Suc. Roberto Mirande. Allí, según Granja, “se vio un manejo mucho más sencillo” y si bien no aplican paquetes tecnológicos complicados “llegan a excelentes resultados”, identificando genéticamente aquellos animales que producen más y mejor.

Eugenia Mirande, integrante del equipo de La Cimarrona, explicó a El Observador que es un establecimiento comercial que hace 15 años formó un plantel Alfer (alta fertilidad) en el que seleccionan por ovejas melliceras.

“Se trató la prolificidad que se puede lograr en el Corriedale. En ese plantel señalamos 123% de corderos en una majada de 710 ovejas. El manejo es a campo natural, entonces buscamos demostrar cómo se puede comportar la raza en condiciones sencillas de manejo”, comentó la criadora.

El Piramidal
La tercera y última parada fue en El Piramidal, de Gambetta, un establecimiento similar al visitado en primer lugar.

Granja admitió que es una empresa que aplica todos los paquetes tecnológicos disponibles para lograr un alto valor en las lanas que produce, apostando a lograr una muy buena señalada, aplicando manejo tecnológico para obtener una alta tasa mellicera.

Gonzalo Gambetta, director de El Piramidal, señaló a El Observador que en la gira mostraron cómo se trabaja, “cómo con el trabajo que se ha hecho, con las mediciones objetivas y con la ayuda de los datos EPD’s, teniendo un criterio y un sistema de selección claro hemos logrado afinar nuestras lanas, aumentando el peso de lana y el peso de cuerpo”.

Fuente: El Observador

Fotos: Manuela García Pintos

2019-06-25T13:30:36+00:00junio 24, 2019|Categorías: Economía|Etiquetas: |