Delicias salteñas con un toque de innovación listas para el exterior

Un emprendimiento familiar pretende desembarcar en Europa el año próximo con productos que han sido premiados por su impronta innovadora, como el dulce de leche con pasas al jerez

Noel Alejandro Méndez y su madre Celinda Malaquina comenzaron hace 16 años a elaborar mermeladas y dulce de leche en Termas del Daymán, departamento de Salto.

Méndez quería tener su propio emprendimiento que vinculara lo que había estudiado en la escuela de lechería en Colonia Suiza, y el lugar donde vivía. También consideró importante la experiencia de su madre en la elaboración de mermeladas caseras cuando era directora de una escuela rural.

Pensó entonces que abrir una empresa que se dedicara a la elaboración y venta de dulce de leche y mermeladas reunía esas condiciones, y que estos productos se podían vender a los turistas que llegaban a disfrutar de las termas. “Creímos que era un buen negocio y así fue”, resumió Méndez.

Le pusieron Celinda Dulces Artesanales a un emprendimiento que pronto se empezó a caracterizar por una impronta innovadora sobre todo en los dulces de leche.

Dentro de sus variedades se puede encontrar: con crema de coco, chocolate blanco, chocolate negro, con pasas al jerez, con chocolate a la menta, entre otros. Además, Celinda elabora mermeladas, almíbares, jaleas, alfajores artesanales de chocolate y maicena, y bocaditos de dulce de leche.
Hoy, además de en Salto, sus productos se distribuyen también en Maldonado, Rivera, Rocha y Paysandú.

Ahora madre e hijo estudian cómo venderlos en España e Italia. Esperan concretar ese objetivo el año que viene gracias a una alianza estratégica con un distribuidor que está presente en esos países.

Muy paso a paso
Celinda comenzó “muy de a poco”. Méndez recordó que en el primer lote se elaboraron tan solo 10 frascos y los vendieron puerta a puerta. Los primeros en apostar a su idea fueron sus entonces compañeros de trabajo en el parque acuático del Daymán, Aquamanía. Y mes a mes el negocio fue creciendo hasta llegar a la producción actual de 2.000 kilos por mes.

El siguiente paso fue ofrecer a consignación los productos en hoteles para desayunos y postres. Luego lograron instalar el local en el pasaje Daymán sobre la ruta 3. Allí también se elabora a la vista de los clientes.

Esto brinda un plus que, según Méndez, ayuda a la venta. “A la gente le encanta participar, ver como se hace y sentir el aroma al dulce de leche”, recalcó. Además, realizan pequeñas visitas guiadas.

Malaquina y Méndez participaron de varias ferias donde fueron premiados. En 2009, el LATU galardonó al dulce de leche con pasas al jerez como producto innovador. Al año siguiente, en la misma exposición ganaron el premio al mejor dulce de leche con la variedad que tiene chocolate y almendras. Y en 2011 fueron premiados como la mejor presentación.

Para Méndez, la presencia en estas ferias, sobre todo en los comienzos, fue una muy buena carta de presentación y necesaria comercialmente.

Salir de fronteras
En Maldonado, Rivera, Rocha y Paysandú, venden en diferentes tipos de comercios y los productos se envían en encomiendas. Llegaron a esos departamentos a través de la inquietud de comerciantes que los conocieron al visitar las termas.

Salir del país es la inquietud que los ocupa ahora. La alianza con un distribuidor en España e Italia permitirá a Celinda Dulces Artesanales salir de frontera sin desembolsar una suma importante por ello. Sobre este punto Méndez dijo que, si bien con los años la empresa creció mucho, no deja de ser un emprendimiento familiar que no cuenta con los recursos para hacer este tipo de inversiones.

El mercado español ya fue analizado por los emprendedores y en principio la idea es ofrecer los productos a hoteles y restaurantes. El objetivo es acercar el dulce de leche en todas las variedades.
Una segunda etapa sería instalar varios locales pequeños donde se comercialicen los productos.
Todavía evalúan si se producirán en Salto o en el viejo continente. Esta última alternativa es la más probable. Para ello estuvieron estudiando las materias primas disponibles.

Si bien desde el punto de vista de los trámites es la opción más sencilla, para los emprendedores representará un gran desafío ya que transferir la experiencia no es nada fácil.

“Cuesta delegar la producción porque es un producto artesanal que se logró con muchos años (de trabajo)”, subrayó el emprendedor. Méndez preparará a quien elabore y viajará con frecuencia para hacer un control de calidad de los productos.

Argentina es otro de los destino en el que hay propuestas para desembarcar.

Las claves

Acompañamiento. Celinda participó en Ser Emprendedor. El programa les permitió ampliar la visión de negocio pero, señalaron, le falta seguimiento y apoyo cuando surgen inquietudes en el camino.

Mismo perfil. En el local de Daymán, incluyeron productos complementarios como vinos, licores, aceite de oliva, entre otros con rasgos similares a sus productos, “artesanales de muy buena calidad”, destacó Méndez.

Packaging. Diseñaron un envase rústico, que refleja el perfil de la empresa.

Fuente: El Observador

2017-09-25T14:26:25+00:00 septiembre 25, 2017|Categorías: Gastronomía|Etiquetas: |