Destacados exponentes del jazz llegan a Punta del Este

El tradicional festival organizado por Francisco Yobino en El Sosiego irá hasta el domingo

Es imposible imaginar una música sin memoria(s). Y es imposible, también, que algunas de esas memorias –o muchas, o todas, o casi todas– se enhebren y urdan tradiciones, tramas de tradiciones musicales ejemplares, modélicas. Como el jazz –y el tango, claro que sí–, que es acaso una de esas tradiciones, trama intrincada de corrientes, de lenguajes y estilos, que construyeron el mapa definitorio de la modernidad sónica del siglo veinte, y que por tal condición el siglo actual no puede pensarse -o imaginarse- sin su anclaje en esa tensa y prolífica pulseada entre innovaciones y permanencias, entre sonidos blancos, sonidos negros, sonidos mestizos.

Amarrado a ese flujo de tradiciones, el Festival Internacional de Jazz de Punta del Este, con Francisco Yobino a la cabeza y con Paquito D’Rivera como figura icónica, ha conquistado un sitial de privilegio en la región, y más allá también. Una cita de referencia para melómanos, que en esta primera semana de enero, del jueves 4 al domingo 7, celebra su edición número veintidós -dos décadas y monedas-, en su sede habitual, la Finca El Sosiego.

Serán cuatro noches con una intensa grilla de espectáculos a cargo de músicos de diversas trayectorias y procedencias, pero con una idea en común: convertir cada performance en un elogio a las herencias de los lenguajes que han marcado la historia del género, en espacio para el disfrute de la sofisticación en las realizaciones técnicas y de las altas temperaturas de las improvisaciones.

Grilla virtuosa
La agenda de conciertos comenzará este jueves -todas las funciones comenzarán a las 20 horas- con un ensamble de músicos de la región que abordarán un repertorio en homenaje a Benny Golson, saxofonista, compositor y arreglador estadounidense cuyo estilo personal reconoce las marcas de los subgéneros del bebop y del hard bop. Esta formación incluirá a varios viejos amigos del Festival: David Feldman en piano, Popo Romano en bajo, Pipi Piazzolla en batería, Nicolás Mora en guitarra, Diego Urcola en trompeta, y como invitado especial actuará el saxofonista tenor Chris Cheek que llegará de St. Louis, Missouri. A segunda hora actuará el cuarteto comandado por el reconocido saxofonista estadounidense Stephen Riley, con Jon Cowherd en piano, Jason Marsalis en batería y Rodney Jordan en bajo. Y el cierre de la noche estará a cargo del combo del pianista nicaraguense Donald Vega, que posee una dilatada trayectoria en Estados Unidos y Europa, y que integró nada menos que una de las formaciones del legendario Ron Carter durante una gira europea en 2013.

La segunda noche promete otros tres platos fuertes. El trompetista Bruce Harris abre la programación con su cuarteto, que completan Emmet Cohen en piano, Clovis Nicholas en bajo, Pete van Nostrand en batería, más un invitado muy especial y conocido por el público local: el saxofonista canadiense Grant Stewart. Luego, el gran pianista español Chano Domínguez, junto a su trío y a Paquito D’Rivera como invitado, propondrá su personal homenaje a Thelonious Monk, una de las figuras capitales del bebop y creador de uno de los lenguajes más originales y contundentes del pasado siglo. El prolífico multiinstrumentista y compositor estadounidense George Collingan, con una brillante carrera como solista y que ha compartido proyectos con nombres como Cassandra Wilson, Buster Williams y Don Byron, redondeará la noche con piezas destacadas de su repertorio que abordará con su trío y con Nicole Glover en saxo tenor.

Sin respiro, la grilla continuará el sábado seis con tres regalos para la Noche de Reyes. Uno de los nombres que se convirtió en referencia del festival, el trompetista argentino Diego Urcola, se unirá al quinteto de Chris Cheek para abrir con enérgico swing la noche. Le seguirán el grupo de Donald Vega, que esta vez con un homenaje a la obra del legendario Horace Silver, y la segunda vuelta del cuarteto de Stephen Riley.

Para la última jornada del festival, el domingo 7, volverán a escena el trío de George Collingan y el cuarteto de Bruce Harris, y Paquito D’Rivera le subirá la temperatura a la noche con una gran jam session que reunirá a varios de los músicos que pasaron por esta programación, más un invitado sorpresa, cuyo nombre sigue siendo una incógnita.

Fuente: El Observador

2018-01-05T10:31:52+00:00 enero 4, 2018|Categorías: Cultura|Etiquetas: |