fbpx

Diego Forlán: cómo mutó «la garra charrúa» y la clave de Uruguay para siempre ser protagonista

El futbolista uruguayo analizó para Infobae la Copa América, certamen que ganó en 2011. Además subrayó el “arma de doble filo” que tendrá Brasil en la competencia.

Diego Forlán, que el pasado 19 de mayo cumplió 40 años, se encuentra en Uruguay a la expectativa de una oferta para prolongar su extensa y exitosa carrera como futbolista; pero en su cabeza ya empieza a rondar la idea de cambiar de sector dentro del campo de juego y asumir la responsabilidad de ser director técnico.

«Por ahora sigo siendo jugador, pero viendo si viene una oferta o no para dar un paso al costado. Igualmente, ya hice el curso de entrenador en Argentina. Es una posibilidad, me gusta. Ya tengo armado el cuerpo técnico, con un preparador físico y con mi hermano como ayudante de campo. La verdad es que me encantaría», reconoció Cachavacha en diálogo con Infobae. Sus últimos pasos en el fútbol fueron en ligas exóticas, ya que defendió las camisetas del Mumbai City de India y del Kitchee de Hong Kong.

Aunque sostiene que «hay alguna cosita dando vuelta», el charrúa prefiere la cautela y no dar mayores detalles, ya que «aún estoy a media asta. No estoy del todo postulado para agarrar».

Del 14 de junio al 7 de julio, en territorio brasileño, se llevará a cabo la XLVI edición de la Copa América, competencia que es especial para la familia Forlán, ya que su abuelo materno, su padre y él la ganaron.

Juan Carlos Carazo levantó la Copa en 1959 y 1967 como entrenador. En ese segundo trofeo, uno de sus dirigidos fue su yerno, Pablo Forlán. Luego fue el turno de Diego, en 2011, al golear en la final a Paraguay por 3 a 0 (el ex Manchester United marcó un doblete). «Somos la única familia en el mundo que tenemos 4 títulos internacionales. Es un gran orgullo», sostuvo.

El ex delantero de Independiente, que disputó tres Copas América, también dirá presente en Brasil, pero como comentarista para Telemundo. «Con ellos ya trabajé durante el Mundial de Rusia, fue una linda experiencia. Me gusta transmitir lo que uno sentía y comunicárselo a la gente, que tengan una perspectiva diferente», esbozó.

No obstante, aclaró: «Me gusta, pero no me veo 5 ó 6 días haciendo este trabajo. Lo disfruto en esta clase de eventos, como una Copa América, un Mundial, una Copa Libertadores o una final de Champions League. Pero todos los días es bravo, luego de venir de una profesión tan intensa como lo es el fútbol, con tantos viajes y concentraciones. Uno por ahí quiere bajar un poco la pelota».

El tercer futbolista con más presencias en la selección de Uruguay (113 partidos), en diálogo con Infobae, analizó lo que será la Copa América y, aunque ponderó a Brasil, recalcó la paridad que existe entre los distintos combinados.

«Las Eliminatorias Sudamericanas y la Copa América son muy complicadas. Hay selecciones muy parejas. Está Brasil, que por ser anfitriona, sería la candidata», sostuvo. Aunque luego, agregó: «Hay que ver qué pasa con Argentina, que es una incógnita».
Forlán, que anotó 37 goles en 113 partidos con la Celeste y ganó el Balón de Oro en Sudáfrica 2010, hizo foco en los dirigidos por el Maestro Tabárez:

«Uruguay es una selección sólida, que está trabajando bien. Tiene muy buenos jugadores y un cuerpo técnico que viene trabajando con ellos hace mucho tiempo, es el más longevo en la historia».

El delantero confesó que, debido al estilo de futbolistas que están surgiendo, la famosa «garra charrúa» comenzó a mutar. «Ahora hay jugadores en el mediocampo que son muy técnicos y rápidos», esbozó. Luego de destacar a Federico Valverde, volante del Real Madrid, y a Mauro Arambarri (hombre del Getafe, pero que no estará en Brasil), comentó una de las claves de Uruguay para mantenerse siempre entre los animadores del certamen: «Esto es un proyecto, hay varios jugadores que vienen trabajando desde las juveniles hasta la mayor. Acá encuentran un buen ambiente y eso hace que tengan buenos resultados deportivos».

Dentro de esta nueva camada también sobresalen Rodrigo Bentancur (Juventus), Nahitan Nández (Boca), José María Giménez (Atlético Madrid), Diego Laxalt (Milan), Marcelo Saracchi (RB Leipzig), Giorgian De Arrascaeta (Flamengo), Gastón Pereiro (PSV), Matías Vecino (Inter), Lucas Torreira (Arsenal) y Maxi Gómez (Celta de Vigo).

La Celeste, en el camino a Rusia 2018, mostró una versión más elegante, más emparentada con el juego asociado, aunque sin dejar de lado ese gen «combativo» que los caracteriza.
Argentina es la contracara de Uruguay. Desde el arribo de Tabárez al conjunto Charrúa, la Albiceleste vivió una etapa de cambios constantes, ya sea dirigenciales como de entrenadores y estilo de juego. Desde el 2006 a la fecha tuvo 9 directores técnicos: José Néstor Pekerman, Alfio Basile, Diego Armando Maradona, Sergio Batista, Alejandro Sabella, Gerardo martino, Edgardo Bauza, Jorge Sampaoli y Lionel Scaloni.

«Cuando hay problemas generales, no solo en el fútbol, sino que también afuera, como en el país y la organización, por más que los jugadores vivan de esto, todo eso influye. Argentina antes era el ejemplo a seguir de nosotros, en lo que respecta a juveniles, cuando estaba Pekerman. Hoy es una Selección que se sigue mirando, pero hablando con jugadores y dirigentes, ahora me dicen que ellos miran a Uruguay», remarcó Cachavacha.

Pese a este cuadro de situación, Forlán no descarta a la Albiceleste en la carrera por el título en Brasil: «Argentina hoy es una incógnita, pero si hace las cosas medianamente bien, no tendría que tener problemas. Pero esto es fútbol, y no es fácil. Son 23 cabezas en un plantel y todos piensan diferente». Y agregó: «La calidad de los jugadores que tiene es espectacular, cualquier Selección quisiera tener esa cantidad de jugadores, pero después, lamentablemente, hay que entender que no ha tenido la posibilidad de ganar un título. Estuvo en una final del mundo y en dos de Copa América, pero la gente dirá que no ganó nada».

El ganador de la Europa League con Atlético Madrid en 2010 también se refirió a los detractores de Lionel Messi cuando porta la camiseta albiceleste.

«Se lo critica porque es el mejor, y por eso también se lo exige. Lamentablemente, al tener a alguien tan reciente como Maradona, que ganó una Copa del Mundo y él no, aunque haya ganado todo Barcelona… Con la Selección estuvo en 4 finales, pero la gente quiere más», analizó. «Si se lo critica con respeto, es respetable; pero cuando se lo critica por otro lado ahí no, ahí ya molesta. Está bien que le exijan, pero si es del lado positivo», concluyó.

Otras frases destacadas de Diego Forlán:
«Paraguay siempre molesta. Chile, que se quedó a las puertas del Mundial pero que tiene una gran generación y son los últimos campeones, juegan un muy buen fútbol. Después tenés a Venezuela, que también molesta. Tiene jugadores que juegan bien y que son jóvenes. Después está Ecuador, que en la Copa América no termina de demostrar lo que insinúa en las Eliminatorias. Es raro, pero un día se le va a dar, porque increíblemente tiene jugadores, pero en la Copa América no les va bien. Perú viene con el envión del Mundial y siempre juega bien. Tienen el autoestima alto. Bolivia por ahí puede ser la más floja, pero los partidos hay que jugarlos. Sino mirá lo que pasó en 2011, que empató con Argentina. Te saca puntos y te complica el grupo».

«Antes Uruguay, Brasil y Argentina tenían jugadores que marcaban la diferencia en el exterior y cuando venían acá, también lo hacían. Pero hoy en día todas las selecciones tienen grandes jugadores jugando en el exterior. Antes los denominados inferiores tenían ese respeto».

«Brasil también tiene la contra de caer en la Copa del Mundo dejando una mala imagen y que ahora hace la Copa América y tiene que ganarla. Tiene una gran selección, con un buen entrenador y un equipo trabajado, pero las demás selecciones tienen que saber cómo jugarle. No es solo jugarle a Brasil. Es como Argentina en 2011, la tiene que ganar. No quedaba bien si quedaba segundo. Lo mismo si la organiza Uruguay. Hay que saber jugar con eso, no es fácil».

«Hoy Brasil tiene a su hinchada a favor, pero depende cómo se desarrolle el partido la puede tener en contra».

«La ausencia del Kun Agüero durante el ciclo Scaloni, por lo que uno ve, se debe a que ya lo conocía. Ya se sabe su calidad y lo que puede dar. Quiso ver a otros jugadores, como para sumar al grupo».

«Es difícil para el Atlético Madrid pelear con Barcelona y Real Madrid por el poderío económico, pero hoy es un equipo respetado en toda Europa, nadie lo quiere enfrentar en Champions League. Está segundo en la Liga».

«Creo que hay mucho de la mano de Simeone. Cómo trabaja, cómo los motiva, cómo los tiene concentrados… También tiene muy buenos jugadores. No tendrá tantos como los otros equipos, pero los que tiene son muy buenos».

«He recibido ofertas, pero por cuestiones personales las he rechazado. Se fue dando de a poco el hecho de tener pausas largas. El día que tome la decisión de retirarme será algo que vengo pensando hace tiempo».

Fuente: Infobae

2019-05-28T14:15:27-03:00mayo 27, 2019|Categorías: Uruguayos Destacados|Etiquetas: , |