En sus diez años, Punta Tech homenajeó al networking

Tendencias, innovación y emprendedurismo fueron el centro de las charlas.

De las 10 ediciones de Punta Tech, cuatro –incluida la del pasado domingo– fueron bajo lluvia. Eso no fue excusa para los cientos de emprendedores, empresarios y ejecutivos del mundo tecnológico local y regional que se reunieron el 14 de enero en una carpa instalada en la Fundación Atchugarry.

El año pasado, el evento de networking y conferencias, organizado por la productora Lucero, enfocó sus charlas en la ciberseguridad. Este año el evento no tuvo una temática central pero sí estuvo cargado de innovación, emprendedurismo y tecnología, además del infaltable networking que fue la banda sonora de todo el evento.

En el décimo aniversario del Punta Tech, hubo espacio para el debate y futurología sobre una de las principales tendencias de la actualidad: los bitcoins.

De forma sorpresiva se subió al escenario el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Luis Moreno. Entre otras cosas, dijo que América Latina “perdió el tren de la revolución industrial” y que eso llevó a que demorara en desarrollarse. “En los siguientes 15 años el 50% de los empleos se van a automatizar. La pregunta para todos los países es qué hacemos. No hay alternativa más que subirnos a esta revolución tecnológica que funciona de manera exponencial, y la velocidad de nuestro cambio tiene que ir a ese ritmo”, recalcó.

Por su parte, el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, habló sobre las condiciones de Uruguay como país para desarrollar grandes negocios. Entre las razones mencionó: confianza, tecnología, talento, beneficios y calidad de vida.

La primera de las conferencias estuvo a cargo del responsable de Servicios Financieros y Tecnológicos de Deloitte, Zachary Aron, quien habló sobre cuatro tendencias en tecnología que impactan en todas las industrias: inclusión, autodeterminación, colaboración y exploración. Aron incentivó a innovar teniendo en cuenta lo desconocido e impredecible. “La tecnología con todos sus avances no tendrá control ni influencia sobre la creatividad y experiencia humana”, apuntó.

Entre los tres principales speakers también estuvo el uruguayo radicado en EEUU y CEO de Algorithmia, Diego Oppenheimer. Su empresa, definida como “un mercado de algoritmos”, recibió en junio un fondo de inversión de Google de US$ 10,5 millones. El uruguayo destacó el nivel de las compañías tecnológicas locales: “Es altísimo y hay mucha dedicación al trabajo”. A su vez, subrayó que trabajar con empresas estadounidenses es diferente a trabajar con empresas de cualquier otro país, y que los uruguayos tienen la ventaja de entender esa modalidad más que otros países.

El cierre fue un panel moderado por el CEO de Technisys, Miguel Santos. El CFO de Koibanx, Gabriel Kurman (Argentina), hizo énfasis en que nunca se debe invertir en criptomonedas más de lo que se ha invertido en conocimiento.

“A mí los proyectos que me interesan son los que apuntan a modificar la vida de los millones de personas que se estima que tendrán acceso a Internet por primera vez en los próximos dos años”, añadió.

Para Kurman, el margen de intermediación financiera tenderá a desaparecer y el único segmento que probablemente siga siendo rentable para el sistema financiero será el de los no bancarizados, con el que ningún banco tiene claro cómo interactuar.

Fuente: El Observador

2018-01-17T14:12:34+00:00 enero 17, 2018|Categorías: Innovación|Etiquetas: |