El viaje de Diego Forlán

La película DF10 propone un repaso a la carrera del futbolista uruguayo y muestra su vida fuera de la cancha.

Diego Forlán venía de ser el mejor jugador del Mundial 2010. Su biografía U-ru-guayo era un éxito en Uruguay y España, donde jugaba en ese momento. Pablo, el hermano del futbolista, decidió entonces dar un paso más y realizar un documental sobre la carrera y la vida del deportista. El proceso comenzó con filmaciones caseras, hasta que, hace dos años, se contactó con el director Federico Lemos. A pesar de que este se encontraba enfocado en la realización de Gonchi, el documental sobre el piloto Gonzalo Rodríguez, decidió igualmente embarcarse en este proyecto, atraído por el personaje que debía retratar.

Así se originó DF10, el documental que se estrenará en noviembre y que, según contó su director a El Observador, busca mostrar al Forlán “humano” que no se ve en la cancha o al hablar de fútbol.

Para esto, la película toma como eje la llegada y la adaptación del jugador al club japonés Cerezo Osaka. Las barreras idiomáticas y culturales y el hecho de no conocer a nadie fueron obstáculos que el deportista debió superar, pero que fueron utilizadas por Lemos para mostrarlo “desnudo y sin un entorno que lo acompañara”. El realizador recordó la primera comida del jugador en aquel club, donde recorrió todo el buffet sin encontrar productos reconocibles, por lo que terminó sentado solo en una punta de la mesa alimentándose solamente con tomates cherry, sin poder interactuar con sus compañeros nipones.

A su vez, el director explicó que en el documental la estadía en Japón sirve como disparador para viajar al pasado y futuro. Es que las situaciones que enfrenta Forlán le llevan a reflexionar y recordar sobre otros momentos de su carrera, desde su debut en Argentina, con Independiente, pasando por Inglaterra, España, Italia y Brasil. Además de las imágenes de archivo, personajes destacados del mundo del fútbol hablan sobre Diego. Entre ellos se encuentran los entrenadores César Menotti, Alex Ferguson y Oscar Tabárez, y futbolistas como Luis Suárez y Diego Godín.

Lemos contó que estos personajes fueron elegidos por el protagonista de la película, quien también facilitó el contacto con ellos. El director explicó que Forlán tuvo un papel activo en todo el proceso de producción, escogiendo también los goles que se muestran y los momentos de su carrera enfatizados. No obstante, Lemos aclaró que a nivel de guión y arte, las decisiones fueron suyas, aunque siempre en diálogo con el futbolista.

Para el director, el hecho de que Forlán haya regresado a Uruguay para jugar sus últimos partidos como profesional en Peñarol es un cierre adecuado para la narrativa de la película, que se plantea como un viaje. Este camino empezó hace 17 años cuando el delantero viajó a Argentina y culmina ahora con su debut en la primera división uruguaya, donde nunca había jugado antes.

“El fútbol es impredecible”, dijo Lemos. Por eso el guión de DF10 se fue completando a medida que pasaba el tiempo, aunque el realizador reconoció que usa esta metodología para todos sus filmes. “Si en el Mundial de 2014 Uruguay salía campeón, la película era otra. Si en Japón le iba mejor de lo que le fue, también. Todo fue cambiando de acuerdo a las situaciones, porque se quiere mostrar su figura más allá de un rendimiento o de una decisión sobre su carrera”, explicó el director.

En cuanto al nombre de la película, Lemos contó que, al contrario que en sus cuatro trabajos anteriores donde darle un título al proyecto fue “lo primero que hizo”, en este caso fue una decisión de Diego y Pablo Forlán. Para llegar a DF10 tuvieron en cuenta que el nombre del futbolista es también una marca y que se trata de un título accesible para todo el mundo, pensando en el estreno fuera de fronteras, por lo que Lemos estuvo de acuerdo con la elección.

El director consideró como una “responsabilidad” trabajar en proyectos sobre ídolos deportivos del país, como Forlán y Gonchi Rodríguez, porque son personajes que han representado los colores nacionales y han brindado alegrías al público. Más allá de este punto en común, Lemos diferenció los proyectos por el hecho de que la ausencia física y de material de archivo del piloto hicieron más difícil el proceso de retratarlo.

Actualmente Lemos trabaja en otros tres proyectos fílmicos biográficos, dos sobre deportistas cuyos nombres no quiso revelar y uno sobre el músico argentino Gustavo Cordera. Para el director, el documental (genero que “lo fascina”) le permite narrar historias llamativas sobre personajes interesantes y trabajar en aspectos de la cultura nacional que habitualmente no son explorados.

Estreno gratuito y en todo el país

A pedido de Diego Forlán, el documental no se exhibirá en salas comerciales, sino que se presentará en 80 localidades del país a través del sistema de pantallas itinerantes Ecocinema de la productora Medio y medio, responsable de la película. La gira se realizará entre noviembre y marzo de 2016, también con el objetivo de incentivar la práctica del deporte y su aplicación como forma de lograr objetivos, uno de los mensajes de la cinta.

Fuente: El Observador

2017-02-20T02:59:40+00:00agosto 28, 2015|Categorías: Deportes, Uruguayos Destacados|Etiquetas: |