En Uruguay arranca un 2017 a puro tango

Amplia agenda de actividades en todo el país por el centenario de La Cumparsita.

El tango más famoso del mundo tendrá un cumpleaños con decenas de actividades en todo el país. La Cumparsita, el “himno” de este género musical, cumple 100 años y la Presidencia, el Parlamento, las intendencias y una comisión designada por el presidente Tabaré Vázquez ya realizan actividades para homenajearla.

“La idea es reafirmar el tango como patrimonio intangible del Uruguay”, asegura Alejandro Giménez, asesor cultural e integrante de la comisión interinstitucional conformada por 20 miembros que coordinará las actividades.

Los festejos ya empezaron en 2016 con un show en diciembre, en la Plaza Independencia, en el que participaron artistas locales como La Triple Nelson, Gabriel Peluffo y la Orquesta Filarmónica de Montevideo.

El Carnaval ya le hizo su homenaje en el desfile inaugural de la semana pasada con un carro alegórico del artista Federico Gauthier. “Nosotros definimos que el 2017 es el año de La Cumparsita. Lo pusimos como un eje temático de todas las actividades”, indica Mariana Percovich, directora de Cultura de la Intendencia de Montevideo.

El próximo sábado 28, desde las 18:00, el homenaje se hará en la Plaza Delmira Agustini de Malvín. El Municipio E y el centro comunal de la zona organizaron una jornada de tango en la que invitan a participar a los vecinos. En el mismo lugar se montará una plaza de comidas.

A partir del 1º de febrero, el Museo de la Asociación General de Autores del Uruguay (Agadu) realizará una exposición de Gerardo Matos Rodríguez, creador del tango, abierta todo el año y a la que se podrá asistir de lunes a viernes.

Esta muestra —que reúne fotografías, objetos personales y documentos del autor— ya fue presentada en la feria del libro de Atlántida que se realizó entre el 7 y el 15 de enero.

Tangos con cenas

Entre otros centros a visitar está el Museo del Tango, ubicado en el Palacio Salvo, en un área del café La Giralda, donde fue presentada La Cumparsita en abril de 1917. En este lugar, todos los días se realizan visitas guiadas desde las 10:30 a 16:30. Se podrá encontrar documentación cedida por la sobrina nieta de Matos Rodríguez.

A partir de febrero, se realizarán cenas (a 90 dólares) en un restaurante que se abrirá para la ocasión. En estos eventos, que incluirán la comida, el vino y un espectáculo de jueves a domingos, se realizará una especie de “radio novela” con historias del compositor uruguayo, contó Mónica Kaphammel, directora del museo. “Por ejemplo, habrá un diálogo entre Matos Rodríguez y un italiano que relata cómo se crea La Cumparsita. El italiano le dice: Qué bueno está ese tango argentino. A lo que Matos le contesta: No, ese tango es uruguayo. Lo creé yo”, cuenta Kaphammel. “La idea es enseñar la historia del tango de modo entretenido”, agrega.

El museo se va a adherir al uso de la marca país “Uruguay Natural” en un convenio con el Ministerio de Turismo que se firmará el próximo viernes.

Nacional y local

La ley que creó la comisión para la celebración del centenario de La Cumparsita fue aprobada el 23 de diciembre. La crean tres integrantes del Ministerio de Educación y Cultura, uno del Ministerio de Turismo, uno del Ministerio de Relaciones Exteriores, uno de Economía y Finanzas y cinco representantes de la Asamblea General (de los cinco partidos políticos).

Según apuntó Giménez, la comisión aún no cuenta sin embargo con todos sus miembros definidos. Calcula que empezará a funcionar plenamente a partir de febrero. Su tarea principal es gestionar actividades e intentar que “no se pisen”.

Entre algunos eventos definidos está el que se hará en abril en el Teatro Solís con un espectáculo con artistas locales. Asimismo, por esa fechas se habrá un nuevo evento en la Plaza Independencia, en el que asistirán autoridades de Buenos Aires que también harán una celebración en su ciudad.

La comisión designará además a La Cumparsita como tema central del Día del Patrimonio, previsto para el primer fin de semana de octubre.

Ya se decidió también que alumnos de “algún liceo” tomarán clases de tango. “La idea es tratar de acercar el tango a las generaciones que no son las más interesadas en el género. Pensamos en actividades para todos”, apuntó Giménez.

La comisión también intentará generar actividades en el interior, más allá de los festivales que se realizan año a año, como “Vení a cantarle a Gardel” en Tacuarembó o el Festival Julio Sosa de Las Piedras.

Por otra parte, el diputado José Carlos Mahía confirmó a El País que, cuando asuma la presidencia de la Cámara de Diputado, le “dará prioridad” a los temas culturales y generará un evento particular que dará a conocer el próximo mes.

La Cumparsita en feria mundial

Operadores turísticos locales e internacionales promocionaron en la Feria Internacional de Turismo en España las actividades que se realizarán este año por el centenario de La Cumparsita, se informó ayer en la web de la Presidencia de la República. A la feria viajó la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, quien destacó la jerarquía del encuentro: “Es una oportunidad de vínculo con los mayoristas que venden América en Europa, una posibilidad de diálogo que a lo largo del año es difícil tener con la mayoría de los ministros de Turismo de América Latina”.

Además de este evento cultural, el Ministerio de Turismo promocionó la Ruta Jesuítica —que el país integra junto a Paraguay, Argentina, Brasil, Bolivia y Chile—, el Corredor de los Pájaros Pintados y la candidatura conjunta con Argentina para organizar los campeonatos mundiales de básquetbol masculino en 2023 y de fútbol en 2030.

EN EL CAFÉ LA GIRALDA, EN DONDE HOY ESTÁ EL PALACIO SALVO, NACIÓ EL HIMNO.

Orígenes de La Cumparsita en tres versiones.

En 1917, La Cumparsita fue “oficialmente” presentada en sociedad. Ocurrió en el café La Giralda —ubicado en el sitio donde hoy se encuentra el Palacio Salvo— y fue ejecutada por el cuarteto que encabezaba un músico de vasta experiencia de la época: Roberto Firpo. “La Cumparsita la escribió un gurí de 20 años que se creía condenado a muerte, porque estaba enfermo y creía que tenía tuberculosis. Para mí, esa es la mejor explicación de por qué escribió algo tan intenso”, explicó a El País Rosario Infantozzi, sobrina nieta del Gerardo Matos Rodríguez, cuando el “himno de los tangos” cumplió 95 años.

Matos no sabía escribir música, pero su hermana sí, aunque no poseía conocimientos profundos. Matos estaba tan enfermo que ni siquiera podía levantarse para ponerse al piano. Pintó entonces las teclas en un pedazo de cartón que apoyó sobre su falda en la cama y “tocó” silenciosamente las notas que su hermana —también muy joven— anotó en un pentagrama. Pero las notas per se, en el papel y sin clave musical, no alcanzaban para definir una canción, por lo que el joven silbó la melodía para su hermana.

La partitura original de La Cumparsita fue ajustada después con su clave por Carlos Warren.

Una historia diversa, muy difundida, dice que “Becho” compuso La Cumparsita para la Federación de Estudiantes del Uruguay. Y que fue una marcha —o “marchita” según sus detractores— para una comparsa carnavalera formada por sus amigos y compañeros. “Allí viene la cumparsita de los estudiantes”, habría dicho uno de ellos, fijando el nombre con el que se conoce la obra. Infantozzi no concuerda con esto y para eso se basa en notas de prensa en donde aparecen testimonios de la Federación de Estudiantes.

La tercera versión es la que dio el maestro Firpo, cuando dijo que un grupo de estudiantes le acercó una marchita y él le agregó un poco de dos tangos suyos (de 1906) que no habían tenido éxito.

Fuente: El País

2017-02-20T02:57:18+00:00 enero 26, 2017|Categorías: Cultura, Sociedad, Uruguayos Destacados|Etiquetas: , |