fbpx

Gabinete de curiosidades: quedan dos fechas de Ronda de Mujeres, ahora en un galpón secreto en Parque Rodó

Un galpón lleno de antigüedades y objetos de diseño es el nuevo territorio conquistado por el ciclo Ronda de Mujeres, que hoy y el próximo martes completará las fechas previstas en formato RDM Club.

Nacida con una base de operaciones precisa, el boliche La Ronda, en Ciudad Vieja, estimulando la vocación musical y uniendo sensibilidades en torno a las bandejas, la propuesta supo ir mutando tanto en estilos como en locaciones.

Ahora el sitio de encuentro es secreto hasta tanto no se confirma la asistencia y el aforo es limitado: para participar hay que escribir a rondamujeres@gmail.com y colaborar con 300 pesos.

¿Qué encontrará el visitante en este club fugaz? “Un tiempo fértil de intercambio para luego poder volcarlo en nuestro entorno”, dicen las organizadoras. El misterio se devela tras pasar el portón, con un shotespirituoso de bienvenida que colabora con la exploración, para soltarse y bailar, sumarse a una charla, curiosear entre las repisas y los percheros que los anfitriones –la pareja de artistas que conforman Diego Haretche y Vicky Ríos– prestan a este juego colectivo. En su colección confluyen la estructura perfecta de los sillones BKF con unos orgánicos bancos de madera, junto a carteras de canutillos, delantales, cuadros, espejos, enseres de cocina varios y hasta un par de anillas de gimnasia tentando a los más colgados.

Dentro de esa escenografía proclive a los anacronismos, la circulación es libre y la cita es tempranera, desde las 19.00 hasta la medianoche, sucediéndose durante ese tramo una cantidad de entretenimiento para los sentidos.

La producción musical está a cargo de Gracian_town, que arranca con electrónica y después se ocupa de acompañar desde las pistas pero abriendo el micrófono a que cualquiera puede tomar la posta y probar una rima o una canción. Hoy participará, entre otros, la DJ Paula Drexler, una habitué de las actividades RDM.

Para reflexionar antes o mientras se toma una copa de Antigua Bodega, al inicio la sommelière Antonella de Ambroggi da una breve charla a la que bautizaron “¿Cómo seducir con vinos?”. Por otro lado hay un conversatorio, propiciado por la periodista Jeannette Sauksteliskis, enfocado, por ejemplo, en canciones de amor escritas por mujeres. El martes pasado tomó como disparador algunos temas “de Amy Winehouse, Lucinda Williams, Marina Lima y el prefacio de un libro de Anne Carson, Eros el dulce amargo, que es básicamente su tesis de doctorado” para sobrevolar tópicos como el triángulo amoroso o “el amor como adicción, como un rezo, como un país”.

Nada menor es el sustento calórico, ya que bajo un tendedero de palotes de amasar a modo de señalética, se encuentran las creaciones del chef Santiago Cerisola, quien dispone un pequeño banquete del cual surgen combinaciones de carne, vegetales grillados y chutneys, obra en parte del horno de barro, otro generador de sorpresas.

Fuente: La Diaria

2019-11-05T16:58:05-03:00noviembre 5, 2019|Categorías: Cultura|Etiquetas: |