fbpx

INIA capacitó en conciencia agropecuaria a maestros de todo el país

Los docentes rurales tuvieron la oportunidad de acercarse al trabajo que realiza el instituto en la estación experimental Las Brujas

Un equipo de técnicos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) recibió a maestros rurales en su estación experimental Las Brujas para capacitarlos en temas como el cuidado de los suelos, el bienestar animal y el mejoramiento genético vegetal y animal, en el marco del Programa Conciencia Agropecuaria.

Las puertas del establecimiento, ubicado al suroeste del departamento de Canelones, se abrieron durante toda una jornada en la que los docentes tuvieron la oportunidad de conocer de cerca el trabajo que el instituto lleva adelante en el desarrollo de tecnologías para la producción de alimentos saludables, bajo los principios de sustentabilidad económica, social y ambiental. En la instancia visitaron experimentos de cultivos bajo cubierta, a cargo de la Ing. Agr. Mag. Cecilia Berrueta, y fueron recibidos por el Ing. Agr. Danilo Cabrera, quien les brindó información sobre las características de los frutos nativos.

El director del Programa Nacional de Carne y Lana del INIA, el Ing. Agr. Ph D Gabriel Ciappesoni, compartió con los docentes las características de uno de los métodos de mejora genética en ganado vacuno y ovino, que consiste en la selección y el cruzamiento de los mejores ejemplares de cada especie en las diferentes cabañas, una tarea que implica el trabajo en conjunto de toda la sociedad de criadores. El instituto participa activamente de este proceso a través del análisis de datos registrados en las estaciones experimentales o que son proporcionados por las cabañas. Un ejemplo es el cálculo de la Eficiencia de Conversión (EC), que permite relacionar el crecimiento de cada animal con el consumo de alimento y agua.

Las prácticas de bienestar animal en el sistema productivo cárnico es uno de los aspectos fundamentales en los que trabaja el INIA, que viene generando desde 2000 alternativas tecnológicas, manuales de buenas prácticas e información sobre el manejo de animales y el impacto que tiene en la productividad y en la calidad del producto.

La Investigadora Principal del Programa de Carne y Lana del instituto, Ing. Agr. PhD. Marcia del Campo, explicó que el bienestar animal es un concepto que se aplica a las especies de producción y refiere al cumplimiento de cuatro criterios fundamentales a nivel productivo: la correcta alimentación, el buen manejo y alojamiento, la correcta sanidad y el permitir a los animales manifestar sus comportamientos naturales.

“El bienestar animal es un aspecto clave que los actores involucrados en el sistema productivo cárnico deberían dar prioridad”, apuntó la experta.

Por otra parte, la Investigadora Principal de la Unidad de Biotecnología, Ing. Agr./ Bioq. M.Sc Victoria Bonnecarrère, presentó pruebas y técnicas aplicadas actualmente al mejoramiento genético de cultivos con el objetivo de aumentar el rendimiento y la calidad de la producción, por ejemplo, generar granos de soja con mayor cantidad de proteína, variedades que tengan mayor resistencia a patógenos o disminuir el uso de agroquímicos.

Entre los distintos mecanismos utilizados para llegar a estos objetivos, Bonnecarrère explicó en qué consiste la edición génica y la transgénesis e hizo énfasis en los rigurosos procesos de control y regulación que existen para asegurar que cada alimento producido sea apto para consumo humano y animal.

Otra de las capacitaciones, a cargo del Investigador Principal en genética vegetal y fitomejoramiento, Ing. Agr. M. Sc. Juan Carlos Gilsanz, estuvo dedicada al cuidado de los suelos y a los principales desafíos que se presentan actualmente: revertir los procesos de degradación, mejorar la calidad del agua y evitar la pérdida de biodiversidad.

“Nuestros suelos están sufriendo procesos de erosión. Existen problemas de algas por exceso de fósforo debido a la actividad agropecuaria o industrial que van a contaminar nuestros cursos de agua. Para mitigar estas situaciones, podemos desarrollar prácticas de conservación de suelo, sistematización de la chacra y laboreo conservacionista”, enfatizó Gilsanz.

Al finalizar las actividades, los maestros resaltaron el valor de estas instancias para conocer con mayor profundidad en qué consisten ciertos procedimientos de mejoramiento animal y vegetal, para transmitir a los niños conocimientos precisos con base científica vinculados a temáticas que involucran a toda la población.

Fuente: mundomarketing.com

2019-10-15T15:41:23-03:00octubre 15, 2019|Categorías: Educación|Etiquetas: , |