La filial uruguaya que se llevó el “Oscar empresarial” de EE.UU.

Weyerhaeuser, instalada en Tacuarembó ganó premio del Departamento de Estado.

Estos premios son como el Oscar empresarial y Weyerhaeuser vendría a ser Leonardo Di Caprio”, dijo ayer el Encargado de Negocios de la Embajada de Estados Unidos —y máxima autoridad de ese país en Uruguay hasta que llegue el nuevo embajador— Bradley Freden.

Así hizo referencia a que la filial local de la empresa forestal estadounidense Weyerhaeuser fuera distinguida ayer con el Premio a la Excelencia Empresarial por Sostenibilidad Ambiental que entrega anualmente el Departamento de Estado de los Estados Unidos. La firma produce y exporta principalmente productos de madera aserrada que surgen de montes nativos en Rivera, Tacuarembó, Cerro Largo y Treinta y Tres.

Los ejecutivos de la empresa e integrantes de la representación diplomática de Estados Unidos en Uruguay siguieron la transmisión en directo de la premiación en Washington desde la residencia del embajador en la zona de Parque Batlle. Weyerhaeuser estaba nominada con otras nueve compañías estadounidenses que operan en distintos países.

Pasado el mediodía se anunció a la firma forestal como la ganadora y, con aplausos de fondo en Montevideo, se observó como una representante de la empresa recibía la distinción en Washington.

El director ejecutivo para América del Sur de Weyerhaeuser, Álvaro Molinari, explicó que aplican a nivel ambiental “una serie de procedimientos internos” aún más rigurosos que las normas legales de Uruguay, que también se extienden a las empresas que colaboran en la cadena de producción. Agregó que el negocio de la forestación “es a largo plazo” y se debe tener en cuenta el impacto en las futuras generaciones.

Mientras que Freden sostuvo que Weyerhaeuser “simboliza el tipo de inversión de Estados Unidos: a largo plazo, responsable y con cuidado del medio ambiente”.

El galardón fue creado en 1999 para reconocer a las compañías estadounidenses que lideran en conducta empresarial responsable en todo el mundo.

La compañía dispone de 125.000 hectáreas en Uruguay y tiene 65.000 forestadas. Trabaja en el país desde 1996 en la plantación de bosques y posterior producción de contrachapados y madera aserrada con destino a encofrados y la construcción de casas, así como también a la elaboración de muebles. El 93% de su producción es exportada y el resto volcada al mercado local.

Actualmente tiene una plantilla de 740 trabajadores y brinda empleo a otras 1.200 personas a través de contratistas, además de empleos indirectos.

Gobierno

Al evento en la sede diplomática asistieron los ministros Tabaré Aguerre (Ganadería, Agricultura y Pesca), Ernesto Murro (Trabajo y Seguridad Social) y Carolina Cosse (Industria, Energía y Minería). Los jerarcas destacaron el marco jurídico dado a la actividad por la ley Forestal aprobada en 1987 por la unanimidad de los partidos políticos.

Aguerre valoró que las firmas internacionales “se adecuen a las normas en materia ambiental (de Uruguay) e incluso las mejoren hacia dentro de las empresas”. También destacó el incremento de producción del sector forestal en los últimos años, especialmente tras la instalación de las plantas de celulosa de UPM y Montes del Plata. Sostuvo que es muy probable que las exportaciones forestales encabecen el ranking de ventas, superando a la carne y la soja.

A su vez, Cosse manifestó que “premiando a la empresa se destaca lo que es Uruguay”.

Mientras que Murro expresó que “si no hubiera en el país trabajadores capaces de llevar adelante este emprendimiento, el premio no sería posible” y recordó sus años como operario de una fábrica de madera en la década del 80.

TIFA

El encargado de Negocios de Estados Unidos en Uruguay anunció que el 11 de mayo llegará una delegación de alto nivel encabezada por el número dos de la Agencia de Comercio Exterior (USTR por sus siglas en inglés) para reunirse con las autoridades locales por el acuerdo TIFA. Este convenio firmado en 2007 por ambos países busca promover, expandir y diversificar el comercio bilateral.

La última reunión de evaluación y actualización del acuerdo ocurrió en mayo de 2014 en Washington. Por otra parte, Freden dijo que luego de la ratificación del Acuerdo Transpacífico (TPP) “habrá oportunidades para que otros países decidan si quieren acceder o no”, en referencia a Uruguay.

Fuente: El País

2017-02-20T02:58:49+00:00 marzo 2, 2016|Categorías: Sociedad, Uruguayos Destacados|Etiquetas: , , |