La Pasionaria llevó su propuesta a un nuevo local en La Barra

Con una inversión de unos US$ 30.000, el emprendimiento se instaló en un espacio de 100 m².

En 2007, Rossana Demarco comenzó a idear un lugar donde el arte y el diseño fueran los protagonistas. El 30 de julio de 2008, en pleno corazón de Ciudad Vieja, esa idea tomó forma bajo el concepto de La Pasionaria, un espacio definido por su creadora como un «universo creativo». Nueve años más tarde, Demarco, junto a su hija y socia Paulina Gross, cumplen otros de sus objetivos: replicar la propuesta en Punta del Este.

Así, tras una búsqueda que comenzó en junio de este año y culminó en noviembre, dio inicio el capítulo de La Pasionaria en La Barra. El proyecto desembarcó en un local ubicado sobre su principal arteria, la Ruta N° 10 entre Cerro Eguzquiza y Carmen Barradas. «Fue ahí donde encontramos el espacio perfecto para el proyecto, un local de unos 100 metros cuadrados ubicado en una zona asociada al diseño y a la arquitectura. Es que la nuestra es una tienda conceptual y el espacio físico es importante. El local está distribuido en dos plantas y posee cierta autenticidad que nos permite replicar nuestra propuesta», aseguró Demarco.

Para la apertura de la casa del este de La Pasionaria se invirtieron unos US$ 30.000. Al frente estará Gross, quien será secundada por dos personas más, una diseñadora industrial y una estudiante de arquitectura.

A diferencia de la casa central en Montevideo, en La Barra no se ofrecerá el servicio de restaurante. El foco está puesto en aquellos negocios relacionados a la moda y el diseño en varias modalidades, ya sea de ropa, joyas o decoración de interiores, aclaró.

De esta forma, quienes pasen por La Pasionaria en La Barra, además de algunas propuestas presentes en la casa central, podrán encontrarse son diseñadores exclusivos del espacio del este. Por ejemplo, además de la ropa de Paulina Gross, ya confirmaron acuerdos y están presentes la lencería uruguaya de Señorita Peel, las joyas de Cindy Kleist, la prendas y accesorios de Mares Atelier, la cerámica de Tan Azul, las esculturas de Taller Riachuelo y productos de diseño industrial de Estudio Diario y Estudio Claro. «En el futuro se podrán incorporar propuestas nuevas, de la zona, para lo cual previamente se estudiará la viabilidad», agregó Demarco.

A su vez, y como otra forma de atraer la atención del público durante el verano se realizarán eventos culturales y musicales.

De todas formas, si bien Punta del Este es un destino con una fuerte actividad en temporada de verano, el plan de las responsables de La Pasionaria es funcionar todo el año. En verano funcionará de 11:00 a 20:00 (lunes a viernes) y los fines de semana en horario más extendido. Fuera de temporada alta, solo se podrá visitar los fines de semana y feriados. «Nuestro objetivo es generar un espacio en la zona que sea reconocido todo el año, tanto por los turistas como por quienes viven ahí. Somos una bandera de diseño nacional», destacó Demarco.

Para mantener vivo ese espíritu, las socias ya tienen pensado para el resto del año diferentes talleres. «Ya están confirmados de fieltros, de shibori (técnica japonesa de teñido) y de panes, aprovechando el horno de barro que hay en el patio», concluyó.

Fuente: El País

2017-02-20T02:57:21+00:00 enero 5, 2017|Categorías: Marca Pais, Turismo|Etiquetas: , |