Larga lista de festejos por los 100 años del himno del tango

Una variedad de actividades culturales se estarán llevando a cabo durante todo el mes de abril en Montevideo con motivo de la conmemoración de los 100 años de La Cumparsita.

El intendente Daniel Martínez lanzó ayer oficialmente el cronograma de eventos en una presentación que tuvo como marco de fondo el cartel de Montevideo en la rambla de Pocitos, pintado en honor al aniversario. Al cierre, una pareja de bailarines hizo una demostración de tango al ritmo de La Cumparsita, interpretada por un trío de músicos, que estarán tocando en los próximos días en los ómnibus.

Todos los días del mes, de lunes a sábados, de 10:00 a 16:00 horas, se podrán realizar visitas guiadas por el Museo del Tango, ubicado en el Palacio Salvo, donde antes estaba el café La Giralda, el sitio histórico donde se tocó por primera vez esa famosa melodía.

El salón original fue restaurado para asimilarse a lo que era en aquella época. Hoy puede verse una estatua de Matos Rodríguez componiendo música, el piano original del mítico Café Sorocabana, reducto de intelectuales, y en sus paredes se cuenta la historia del tango uruguayo.

El costo habitual de las visitas guiadas es de $ 150 pesos por persona, pero este año y en el caso únicamente de escuelas, colegios y liceos, el precio será de $ 75 por estudiante. La duración de la visita será de 30 minutos.
En tanto, desde este jueves y durante todos los jueves de abril, en el Mercado Agrícola de Montevideo (MAM) habrá un ciclo de música, canto y baile en homenaje a La Cumparsita.

Los espectáculos se presentarán en la plaza de comidas del MAM y serán con entrada libre. Actuarán Nelson Pino, Beatriz Dubal, Estilo Re-Fa-Si, Valeria Lima y Avalancha Tanguera.

El viernes y el sábado a las 21:00 horas, en la Sala Zitarrosa, se realizará el Festival Abril de Tango, en el que participarán artistas de la orquesta típica Randolfo, Maia Castro, el Cuarteto Ricacosa y El Chato y Los Milonga.
Culminación.

En el año 2007 se inició el ciclo de espectáculos: “La Cuenta regresiva hacia los 100 años de La Cumparsita” que culmina el próximo 19 de abril a las 21:00 horas en el Teatro Solís de Montevideo. En esta oportunidad se presentarán los solistas de la Orquesta de Tango de Montevideo, dirigida por el maestro Álvaro Hagopián.

Ese mismo día, a las 20:00 horas, la Orquesta Sinfónica del Sodre junto al bandoneonista Raúl Jaurena, también estarán celebrando el centenario de La Cumparsita donde además de homenajear la célebre creación de Gerardo Matos Rodríguez, repasarán el tango a lo largo de su historia. Participarán algunos bailares del Ballet Nacional del Sodre.

Punta del Este.
Los festejos también se estarán desarrollando en el departamento de Maldonado. En el Enjoy de Punta del Este, todos los martes de abril, a las 18:00 horas, se brindarán en el establecimiento clases de tango gratuitas y abiertas para mayores de 18 años. Además, todos los jueves a las 18:00 se realizarán, en SOE bar, charlas con referentes e historiadores, entre ellos el director de Cultura de la Intendencia de Tacuarembó, Carlos Arezzo, especialista en la vida del destacado cantante y representante del género, Carlos Gardel, y Ramiro Carámbula, presidente de la Academia del Tango del Uruguay, que hablará de La Cumparsita.

Los restaurantes del resort contarán con shows y propuestas gastronómicas alineadas a la consigna y el lobby del hotel estará ambientado para la ocasión con bailarines y música.

Historia sobre la creación de Matos.
En 1917, La Cumparsita, creada por Gerardo Matos Rodríguez, fue “oficialmente” presentada en sociedad en el café La Giralda —donde hoy está el Palacio Salvo— y fue ejecutada por Roberto Firpo, un músico de vasta experiencia de la época. “La Cumparsita la escribió un gurí de 20 años que se creía condenado a muerte, porque estaba enfermo y creía que tenía tuberculosis. Para mí, esa es la mejor explicación de por qué escribió algo tan intenso”, explicó a El País Rosario Infantozzi, sobrina nieta de Matos Rodríguez. El joven no sabía escribir música, pero su hermana sí, aunque no poseía conocimientos profundos. Matos estaba tan enfermo que ni siquiera podía levantarse para ponerse al piano. Pintó entonces las teclas en un pedazo de cartón estando en la cama y “tocó” silenciosamente las notas que su hermana anotó en un pentagrama. Pero las notas per se, en el papel y sin clave musical, no alcanzaban para definir una canción, por lo que Matos silbó la melodía para su hermana.

Fuente: El País

2017-04-06T16:21:21+00:00 Abril 6, 2017|Categorías: Cultura|Etiquetas: |