Maldonado y Rocha conectados: quedó inaugurado el puente sobre la Laguna Garzón

Su estructura, una rotonda de un solo carril de circulación con entrada y salida diametralmente opuestas, lo convierten en único de su tipo en el mundo, sumando atractivos turísticos de la zona.

El puente flotante, diseñado por el arquitecto Rafael Viñoly está llamado a ser “un elemento de referencia a la vez que un paseo en sí mismo”, expresó el ministro de Transporte Víctor Rossi, y una construcción icónica y clave para el desarrollo turístico, según la ministra de Turismo, Liliam Kechichián.

La construcción del puente requirió una inversión de USD 12 millones que se realizó bajo el régimen de inversión público-privada en la que participó el ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) con USD 1,8 millones y el resto fue aportado por el empresario argentino Eduardo Costantini, impulsor del emprendimiento Las Grazas Blancas ubicado en el departamento de Rocha, con vistas a la Laguna Garzón.

La obra estuvo a cargo de la empresa Saceem, y consiste en una rotonda de un solo carril de circulación con entrada y salida diametralmente opuestas, único de su tipo en el mundo.

El puente se compone de un tramo central circular de 51,5 metros de radio (323 metros de longitud), y dos tramos rectos en los accesos de 46 metros de longitud. La calzada es de 5 metros y está delimitada por dos defensas del tipo “New Jersey” por fuera de las cuales se extienden sendas peatonales voladas.

La superestructura, de hormigón armado, se resuelve con vigas huecas de sección trapezoidal prefabricadas y postensadas de 20 metros de luz. Las mismas se apoyan en pilares-pilotes de gran diámetro, columnas que alcanzan los 25 metros de largo.

Un paseo en sí mismo

Durante la inauguración de las obras, el ministro Rossi dijo que el puente “se va a convertir en un elemento de referencia y va a ser un paseo en sí mismo”, dado que la obra es considerada clave para el desarrollo turístico del extremo oriental del departamento de Maldonado y de una extensa zona costera de Rocha. “Se va a complementar con la repavimentación de la ruta 9 y de un tramo de la ruta 15 en Rocha, que lleva hasta el balneario de La Paloma, que se hará también a través del proyecto de participación público-privada (PPP)”, informó el secretario de Estado.

Por su parte, la ministra Kechichian auguró que el puente será una obra “icónica”: “Maldonado va a tener dos de los puentes más bellos del mundo y cuando hagamos la promoción, tanto de la Barra de Maldonado como de esta obra, va a ser una enorme fiesta, porque significa un buen ejemplo de trabajo interinstitucional entre dos intendencias, así como entre el sector público y privado”, resaltó la jerarca.

Valor ecológico y paisajístico

Según informa el MTOP, el proceso de diseño, construcción y uso del puente implicó desafíos relacionados con las transformaciones territoriales – la conexión hasta el momento se resalizaba a través de balsas-, y la conservación y puesta en valor de un espacio significativo y frágil en cuanto a su relevancia ecosistémica y paisajística.

Durante el proceso de construcción del puente y de resolución de ingreso del área al Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP), cobró gran importancia la participación de los diversos actores, con una fuerte impronta técnica, para integrar la propuesta de infraestructura vial con los temas de ordenamiento del territorio, desarrollo y conservación del ambiente.

El puente pasará a ser un nexo importante entre ambos departamentos, facilitando el traslado de los pobladores locales, además de constituirse en un paseo turístico en una zona de importante desarrollo en este sentido.

La laguna Garzón es parte de un extenso sistema de laguna de la costa Atlántica del Cono Sur, siendo uno de los ecosistemas de alta significación de Uruguay. Gracias a la conectividad de la laguna con el océano Atlántico, presenta un mosaico de ambientes singulares de elevado valor paisajístico y patrimonial en un espacio territorial pequeño y una gran diversidad de flora y fauna asociada a esos ambientes.

El área protegida abarca 9.596 hectáreas de superficie terrestre y 27.332 hectáreas de superficie marina. El cuerpo de la laguna representa un espejo de agua de 1.750 hectáreas, que se comunican con el océano por una barra de arena que se abre periódicamente.

Fotos

Fuente: Marca País, MTOP, y La República

2015-12-27T13:54:58+00:00 Diciembre 23, 2015|Categorías: Boletin Semanal, Sociedad, Turismo|Etiquetas: , |