fbpx

Más de 12.000 niños participarán en el programa Verano Educativo este año

Primaria invierte cerca de 50 millones de pesos para salarios, alimentación, transporte para salidas didácticas y campamentos.

La escuela 309 de Santa Catalina fue sede de la inauguración del programa Verano Educativo en su 29ª edición, que comenzó este martes y terminará el 7 de febrero. Aunque la temperatura rondaba los 30 grados y el sol se sentía fuerte de mañana, la decena de niños presentes (sólo una parte del centenar que participarán en el programa en ese centro) se mostraron entusiasmados y enérgicos de cara a la experiencia que comenzaron a disfrutar ayer, como otros 12.000 niños de más de 130 escuelas de todo el país. Se trata de aprender de forma diferente a la del resto del año, sin túnica y moña, con talleres, actividades lúdicas y recreación.

Verano Educativo nació hace casi 30 años a raíz de la necesidad de extender los comedores de las escuelas en verano, pero fue mutando conforme surgieron nuevas necesidades en los niños y gracias a la voluntad de los maestros, hasta llegar a lo que es hoy: una propuesta lúdico-educativa que conjuga actividades al aire libre, recreativas y de aprendizajes disímiles, como talleres de ajedrez, robótica y hip-hop, campamentos, paseos a la playa, deportes terrestres y acuáticos. Para llevar a cabo las actividades, trabajarán durante todo el mes unos 700 funcionarios, entre directores, maestros, auxiliares, profesores de educación física y talleristas.

Por medio de este proyecto, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) se articula con los municipios, las intendencias departamentales, el Ministerio de Educación y Cultura, el Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública, el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay y la Secretaría Nacional de Deporte. También colaboran empresas como Tata, que donó libros para las bibliotecas de los centros, y Unilever, que ofrece talleres para construir juguetes en todas las escuelas de Canelones. “Es una propuesta de política pública en la cual la escuela no está sola y los docentes no nos sentimos solos”, expresó Pablo Caggiani, consejero de Primaria en representación de los trabajadores.
Caggiani informó que la cantidad de niños que se inscriben año tras año va en aumento: hace tres años participaban alrededor de 7.000 y 8.000 niños; este año hay alrededor de 12.000 niños inscriptos en todo el país, pero, dado que las inscripciones siguen abiertas, la cifra aumentar. “Si se quieren inscribir, están a tiempo. Pero hay que arrimarse a cada una de las escuelas que participan y consultar si hay cupos, porque algunos lugares están muy demandados”, advirtió. El número final de inscriptos va a estar cuando culmine la semana.

Funcionamiento
Para participar en Verano Educativo, los centros educativos deben postularse en el CEIP, pero incluso en lugares donde no hay postulaciones, si se identifica la necesidad de una propuesta de este tipo, se abre un cupo con un llamado a aspiraciones. “Básicamente, depende de la voluntad de docentes y no docentes de acompañar a los gurises en verano”, afirmó Caggiani. Las actividades son planificadas por los docentes y presentadas en noviembre de cada año.

Este año, los directores que participen en el programa percibirán 50.379 pesos de compensación y los maestros 32.855, en todo el país excepto en Maldonado, donde los directores percibirán 63.522 y los maestros 41.617. Maldonado es el departamento con más cantidad de centros que participan en Verano Educativo, con 17 centros y 1.650 alumnos. En Montevideo formarán parte del programa 13 centros y 1.248 alumnos. En total, el CEIP invierte alrededor de 50 millones de pesos en salarios, alimentación, transporte para salidas didácticas y campamentos: unos 4.000 pesos por niño.
Caggiani se refirió a la elección de la escuela 309 para la inauguración: “Esta apertura no se hace en cualquier lado, no se hace en una escuela nueva ni céntrica, sino en una que en realidad construyó el barrio. En una escuela que construyeron los papás y las mamás. Quienes conocen la escuela de Santa Catalina saben que no la construyó Primaria, la construyeron los vecinos, y eso tiene que ver con construir juntos la trayectoria educativa de los gurises”, reflexionó.

En el lanzamiento, el presidente del Codicen, Wilson Netto, subrayó la importancia de este programa: “Que la educación pública se tome el tiempo para organizar que 12.000 niños usen los espacios públicos nos muestra cómo debemos aprovechar estos espacios. En las zonas más humildes también existen vacaciones y hay profesionales dispuestos a generar igualdad, espacios de ocio y disfrute”.

También participaron en el evento la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñoz; el integrante del Codicen en representación de los docentes Robert Silva; el consejero del CEIP, Héctor Florit; inspectores de ese organismo; el alcalde del municipio A, Gabriel Otero, y docentes que trabajarán en el programa. El cierre fue musical y estuvo a cargo de La Extravagancia Trío, conformado por Marcelo Ribeiro, Juan Ibarra y Eduardo Mauri, con la participación entusiasta de los niños y los adultos del público.

Fuente: La Diaria

Foto: Andrés Cuenca

2019-01-10T14:14:02-03:00enero 10, 2019|Categorías: Educación|Etiquetas: , , |