OPB desembarca en Colonia y prepara internacionalización

Abrirá local de 300 m2 en el casco histórico y ya prevé su llegada a Paraguay.

Orientales, la Patria y la Birra, u OPB como se conoce al proyecto que comenzó como un beertruck y se amplió a locales fijos como el de Mercado Ferrando, confirmó su buen momento y anunció el próximo desembarco en Colonia del Sacramento.

Sobre fines de septiembre la marca abrirá un espacio de 300 metros cuadrados (m2) en pleno casco histórico. El plan, además de la expansión, es dar a conocer la propuesta a una ciudad muy visitada por turistas y preparar el terreno para el próximo paso de la empresa, la internacionalización que comenzará por Paraguay.

«Abriremos en septiembre a media cuadra de la catedral, en pleno corazón histórico y en una zona gastronómica donde concurren visitantes locales y sobre todo turistas. En 2019 vamos a internacionalizar nuestra propuesta de beertruck», anticipó Javier Rocha, cofundador del proyecto junto a Álvaro de León.

La nueva casa tendrá 120 m2 cerrados además de un patio central y una terraza con vista a la ciudad. El proyecto demandará una inversión de US$ 60.000 y se utilizará mobiliario e infraestructura que poseen en otros puntos. La capacidad será para unas 90 personas en el interior, que al sumar el patio y la terraza llegará casi a 250.

El local contará con el novedoso sistema tecnológico de autoservicio mediante una tarjeta prepaga. «La gente podrá esperar que alguien les sirva la bebida o utilizar su tarjeta y hacerlo cuando quiera», adelantó Rocha.

Experiencia
Pero la propuesta no gira en torno a ser masivos sino a ofrecer una «experiencia», destacó Rocha. El plan de los fundadores de OPB es ofrecer la más alta gama de cervezas artesanales, ya tienen confirmadas unas 30 marcas locales y contarán con un espacio para «emergentes». «Nuestro concepto es poder impulsar nuevos cerveceros, por lo que estaremos abiertos a que nos lleven propuestas», remarcó.

La comida también estará presente, aunque no será lo fundamental, y tendrá un toque novedoso. Si bien al mediodía ofrecerán un menú ejecutivo, a la tarde dispondrán de servicio de cafetería con café de autor, y a la noche el local se transformará en una cervecería típica pero con el sabor particular que le dará un menú de picadas con base en ahumados.

«Apostamos a dar un diferencial y ofreceremos picadas con ahumados, desde fiambres, chacinados, carnes. Es un concepto que ya se aplica en varias cervecerías del mundo y en Argentina, sobre todo en el sur, ya se ve este fenómeno con salmón y carnes ahumadas. Es algo que queremos replicar en Uruguay», apuntó Rocha. A esto se sumarán clases de cocina a cargo de chefs argentinos.

Además de una innovadora propuesta gastronómica y una amplia carta de cervezas, los fundadores de OPB complementarán la experiencia instalando en el local 22 canillas y aplicarán su novedoso sistema tecnológico de autoservicio mediante una tarjeta prepaga RFID. «La gente podrá esperar que alguien les sirva la bebida o utilizar su tarjeta y hacerlo cuando quiera. Es la misma tarjeta que se puede utilizar en nuestra marca por ejemplo con el beertruck», finalizó el empresario.

Planes para convertirse en Empresa B
En paralelo a la expansión, uno de los desvelos de los socios es certificar a OPB como empresa B. «Una asesora trabaja con nosotros en el proceso de transformación a empresa B. Nos presentaremos en septiembre. Ya eliminamos los vasos de plástico, solo tendremos de vidrio y reutilizables. Además, por la naturaleza de la empresa, hay muchas personas involucradas en los procesos de producción», destacó Rocha.

Fuente: El País

2018-07-23T15:19:11+00:00julio 16, 2018|Categorías: Gastronomía|Etiquetas: |