Luego de ausentarse de la última edición, el salteño confirmó que estará en noviembre de este año.

Pablo Cuevas confirmó su participación en el Uruguay Open 2017. El uruguayo aseguró su presencia en el challenger de Montevideo, que este año se realizará a partir del 6 de noviembre en su sede habitual del Carrasco Lawn Tennis Club.

Luego de ausentarse el año pasado, el mejor tenista uruguayo y latinoamericano del momento volverá para presentarse ante su público en el torneo que supo ya ganar 2009 y 2014, y del que además fue finalista en 2010.

El salteño participó ya en nueve de las 17 ediciones de vida del torneo y además de los logros individuales, fue campeón y finalista en dobles: primero se llevó el trofeo junto a Luis Horna en 2007 y luego junto a su hermano Martín en 2009 y 2014.

Juntos cayeron en la final de 2010 ante David Marrero (luego compañero de Pablo en el circuito ATP, junto a quien ganó el Masters 1000 de Roma) y el argentino Juan Pablo Brzezicki. También fue finalista en 2013 ante los brasileños Rogerio Dutra Silva y Andre Ghem.

“La nueva fecha del Uruguay Open ayudó a que Pablo pudiera confirmar su presencia en Montevideo”, afirmó Diego Pérez, director del torneo. “Comenzando el 6 de noviembre pudimos asegurarnos que podía colocarnos en el final de su calendario para la temporada oficial y de esta forma tenerlo nuevamente el público local, que siempre espera con ansiedad verlo jugar en vivo, luego de tantos meses alentándolo por televisión en el circuito”, añadió el extenista.

“Ahora que estamos ubicados en la semana siguiente al challenger de Buenos Aires, también nos aseguramos un buen tránsito de las figuras que optan por disputar la serie que conforma este circuito sobre polvo de ladrillo en Sudamérica”, apuntó.

Una gran fiesta.

El Uruguay Open tendrá en esta edición 17 varias novedades. Una de las que generará más impacto, además de la presencia de los mejores tenistas, será una renovada Fan Zone, como en los grandes torneos.
Se montará sobre la calle Couture un espacio de Food Trucks, que aumentará el espacio recreativo y de esparcimiento para los asistentes al torneo.

Además de la zona gastronómica, habrá música en vivo, juegos para los espectadores y la presencia de los jugadores para tomarse fotografías con los fanáticos.

Trampolín.

Siete jugadores de los top 50 del ranking ATP jugaron al menos una vez en el Uruguay Open, lo que reafirma su condición de trampolín para las futuras estrellas, pero además confirma el altísimo nivel de tenis que cada año se exhibe en sus canchas.

Pablo Cuevas (26), Juan Martín del Potro (34), Joao Sousa (35), Paolo Lorenzi (37), Marcel Granollers (41), Diego Schwartzman (42) y Kyle Edmund (47) se presentaron en Montevideo, varios de ellos en las últimas ediciones.
Edmund, por ejemplo, preparó el año pasado su participación en la final de la Copa Davis con Inglaterra ante Bélgica tomando parte de este torneo, en tanto que Schwartzman es el campeón defensor del título, luego de haber participado además en varias ocasiones anteriores. Del Potro fue campeón en la primera edición, cuando apenas tenía 17 años, y el de Montevideo fue el primer título de challenger que consiguió en su exitosa carrera.
Pablo sigue liderando a los latinos.

Pese a no haber tenido actividad esta semana, Pablo Cuevas se mantiene como el mejor tenista latinoamericano del momento al retener el puesto 26 que ya ocupaba la semana pasada en el ranking ATP. Los restantes cuatro lugares de la elite continental corresponden a tenistas argentinos. Su hermano Martín, quien paradójica y coincidentemente tampoco jugó la semana pasada, subió seis lugares y está en la posición 589. El resto de los uruguayos son Santiago Maresca en el 930, Marcel Felder en el 1.225, Rodrigo Arus 1.279 y Nicolás Xiviller en el 1.402.

Cuevas aparece esta semana con 1.425 puntos y en el top 5 de los mejores latinoamericanos le siguen los argentinos Juan Martín del Potro (35) con 1.195; Diego Schwartzman (41) con 990; Federico Delbonis (51) con 905 y Carlos Berlocq (66) con 739.

Roger Federer puede seguir escalando posiciones.

Luego de comenzar el año en el puesto 17, lo más bajo que ha estado desde 2001, Roger Federer retomó sus viejos pasos y el ranking lo acompaña.

Campeón en el Abierto de Australia, Indian Wells y Miami, el suizo ya está cuarto en el escalafón y primero desde hace semanas en el de la Carrera de Campeones, que contabiliza sólo la temporada y clasifica al Masters de fin de año.

Federer suma 5.305 puntos, a menos de 500 de Stan Wawrinka, quien tiene 5.785.

Luego de siete meses, los cinco jugadores de mejor momento vuelven a ocupar el top 5.

El uno es Andy Murray con 11.960, seguido de Novak Djokovic con 7.915. Todos ellos defienden mucho más que Federer hasta fin de año, por lo que pese a su ausencia en el camino a París, puede llegar a seguir trepando.

Fuente: El País