Una generación con escarapela

Cuando Uruguay logre la clasificación al Mundial de Rusia obtendrá algo que no se conseguía desde finales de la década del 60 y principios del 70: disputar tres Copas del Mundo consecutivas.

Rusia 2018 no será un Mundial más para Uruguay, mucho menos para esta generación de jugadores que ha liderado Óscar Tabárez. La historia marca que, al momento que se consiga, la Celeste sellará su tercera clasificación consecutiva en Copas del Mundo y no es un detalle menor.

Por el contrario. Aunque el país campeón mundial en 1924, 1928 (fue en Juegos Olímpicos pero eran considerados los mundiales del deporte), 1930 y 1950 debería tener una relación más íntima y duradera con la gran cita del deporte, la realidad ha sido dura en muchas ocasiones.

Tan fuerte la han revolcado, en ocasiones, a la Celeste, que para encontrar una vigencia en pasajes mundialistas hay que retrotraerse a fines de la década del 60 y principios del 70. Allí, desde el Mundial de Chile en 1962, pasando por el de Inglaterra 1966, México 1970 y Alemania 1974, Uruguay consiguió ser parte de la Copa del Mundo en cuatro oportunidades seguidas.

Después llegaron dolorosas ausencias, por lo que ahora se logrará una nueva marca y se quedará en las puertas de igualar aquella cuádruple clasificación consecutiva.

Uruguay en las Copas del Mundo

1930 – Campeón
1934 – No concurrió
1938 – No concurrió
1950 – Campeón
1954 – Cuarto
1958 – No clasificó
1962 – Eliminado en primera fase
1966 – Eliminado en cuartos de final
1970 – Cuarto
1974 – Eliminado en primera fase
1978 – No clasificó
1982 – No clasificó
1986 – Eliminado en octavos de final
1990 – Eliminado en octavos de final
1994 – No clasificó
1998 – No clasificó
2002 – Eliminado en primera fase
2006 – No clasificó
2010 – Cuarto
2014 – Eliminado en octavos de final

Fuente: El País

2017-09-06T11:18:56+00:00 septiembre 6, 2017|Categorías: Deportes|Etiquetas: |