Es una prueba mundial

Alfonsina Rivedieu competirá en Holanda con un objetivo: seguir creciendo

Hizo natación hasta los 10 años, se cambió al atletismo y su entrenador le recomendó que probara con el triatlón. Desde ese momento, Alfonsina Rivedieu comenzó una prometedora carrera que hoy la tiene en Rotterdam, Holanda, a la espera de su primer Mundial junior.

“Toda mi vida nadé y estuve en el plantel del Campus de Maldonado compitiendo, pero decidí dejar. Era muy exigente todo y quería cambiar de deporte”, le contó Alfonsina a Ovación. “Empecé a correr y mi entrenador me dijo al poco tiempo si quería hacer triatlón porque ya tenía la natación y el atletismo, solo me faltaba el ciclismo, que era subirme a una bicicleta y andar”, agregó.

Ese fue el comienzo. En pocos años la uruguaya ganó varias pruebas a nivel nacional y con 15 años ya defendía a la selección uruguaya a nivel sudamericano. “Es un deporte en el que nunca te aburrís porque si bien hacés siempre lo mismo, son tres disciplinas que en cada competencia se disputan en lugares distintos y eso lo hacen más atractivo más allá de que en algunos casos te guste más nadar, correr o hacer ciclismo”, explicó.

Su etapa como juvenil aún no terminó, pero tendrá un final soñado: en el Mundial.

Es que Alfonsina Rivedieu compitió en el Sudamericano de Uruguay (fue décima) y luego en el Panamericano de Canadá, donde consiguió la clasificación al Mundial de Rotterdam con un tiempo de 1:1352″ que la dejó en el puesto 27 en Magog.

A esta competencia, la uruguaya llegó con una gran incertidumbre porque antes de viajar estuvo más de 15 días en cama por una fuerte gripe que no la dejó entrenar y cerrar la preparación según lo planificado con su entrenador, el olimareño Paul Medina.

Luego de asegurar su lugar en el Mundial, Alfonsina tuvo un descanso que según ella fue más “mental” que físico. “Empezamos un régimen casi que profesional, algo más técnico con dos disciplinas por día (el triatlón consta de natación, ciclismo y pedestrismo) haciendo hincapié en la intensidad.
Trabajos más cortos pero muy intensos”.

Ayer, la uruguaya de 19 años viajó rumbo a Rotterdam, donde competirá este viernes con el objetivo de seguir creciendo: “La meta es quedar entre las cinco mejores de Sudamérica y cerrar esta etapa como junior de la mejor manera, pensando en el futuro”.

Otro celeste en Rotterdam
Federico Scarabino será el otro representante de Uruguay en el Mundial y competirá en la categoría Sub 23.
El triatleta uruguayo deberá disputar la prueba de distancias olímpicas con 1.500 metros de natación, 40 de ciclismo y 10 de pedestrismo.
Scarabino es otra de las grandes promesas de este deporte y estuvo haciendo el último tramo de la preparación para este Mundial en España.

¿RUMBO A TOKIO?
El sueño olímpico no es imposible
La Unión de Triatlón del Uruguay es presidida por Líber García, quien le explicó a Ovación que solo se le pudo pagar a los deportistas la inscripción al Mundial por falta de fondos. A futuro, la idea es que Alfonsina Rivedieu y Federico Scarabino puedan pelear por la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 mediante las Copas Continentales, Copas Mundiales y Circuito Mundial. Alfonsina tuvo el apoyo de sus padres y también de Enjoy Punta del Este, que la tiene como figura departamental dando a conocer sus actividades y plan de trabajo.

Fuente: El País

2017-09-18T16:03:01+00:00 septiembre 18, 2017|Categorías: Deportes|Etiquetas: |