Uruguay, a la vanguardia de la carga eléctrica de vehículos

Con una extensión de 300 kilómetros, Uruguay inauguró oficialmente la primera ruta eléctrica de América Latina, la que permitirá viajar en vehículos eléctricos desde Colonia hasta Maldonado con la seguridad de contar con seis puntos de carga gratuitos, a razón de uno cada 60 kilómetros.

Las empresas UTE y Ducsa informaron que las estaciones de carga eléctrica se ubican en cinco estaciones de ANCAP (Colonia del Sacramento, Rosario, Puntas de Valdez, Canelones -aeropuerto- y San Luis), y la sexta en la estación UTE de Punta del Este,

La habilitación de la primera parte de la ruta eléctrica permitirá garantizar la circulación de vehículos de este tipo en una de las zonas más transitadas durante la temporada estival y coloca a Uruguay como pionero de la región en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Con el fin de promover el uso de autos eléctricos, el Gobierno uruguayo y las empresas UTE y Ducsa decidieron que la carga de vehículos particulares será gratuita hasta el 28 de marzo en esos puntos habilitados.

Para acceder, solamente se necesitará contar con un conector tipo 2 (mennekes) y el usuario deberá solicitar la tarjeta que habilita la carga en la misma estación de servicio.

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, dijo que brindar este servicio de forma gratuita es “más fácil” teniendo en cuenta el volumen de autos que se espera que arribe al país. “No le podemos decir al turista ‘vaya a una oficina comercial de UTE y compre una tarjeta'”, apuntó.

En un punto de recarga de 43 kilovatios como el que está ubicado en la estación del aeropuerto, un auto con una autonomía de 120 kilómetros se carga en media hora, mientras que en uno que posee una autonomía de 350 kilómetros demanda una hora y media.

Si la estación tiene un cargador más lento de 22 kilovatios, como puede ser el de la estación de Rosario, el tiempo de espera se duplica.

Beneficios.
Si se compara un auto eléctrico con un auto a combustión, el costo operativo por kilómetro es de la octava parte.

También el mantenimiento mecánico es más barato, porque los motores eléctricos no tienen pistones, ni bielas, ni ninguna pieza que necesite aceite y que se rompa, con lo cual el costo operativo es 70 por ciento más barato que un auto a combustión.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, anunció que en un año esperan que el 10 por ciento de la flota de taxis en la capital sea eléctrica, lo cual representa pasar de los actuales 24 taxis, que están circulando, a 300, vehículos tendrán una tarifa reducida en modo promocional por dos años.

En Argentina. Frente al avance tecnológico de Uruguay, Argentina se encuentra retrasada. Pese a que el Gobierno nacional redujo los aranceles de importaciones para autos eléctricos a cero por ciento, solo Renault venderá un solo modelo, el Kangoo ZE (ver foto) a partir de marzo, pero muy pocas unidades. Nissan, tiene previsto comercializar el Leaf (ver foto), pero no ha informado a partir de qué fecha.

Por su parte, el gobierno porteño quiere desarrollar una flota de taxis y colectivos eléctricos pero ninguna de las marcas radicadas en el país tiene proyectos concordantes con la voluntad de las autoridades municipales.

La conducción de este proyecto está en manos de la secretaria de Transportes porteña, que reporta directamente al ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich.

Fuente: www.gacetamercantil.com

2018-01-10T17:03:56+00:00 enero 9, 2018|Categorías: Innovación|Etiquetas: |