fbpx

Videojuegos uruguayos que fascinaron a Google

Una firma local fue elegida entre las mejores 30 de 1.700 participantes

En abril, Google abrió un concurso para brindar ayuda a emprendedores de juegos móviles de mercados emergentes para conseguir un mejor rendimiento en su tienda de aplicaciones. Más de 1.700 empresas de 37 países presentaron sus iniciativas. Una uruguaya resultó una de las 30 seleccionadas.
Pomelo Games es una de las compañías de videojuegos locales más exitosas de los últimos tiempos. Cuando salió la propuesta, el equipo no dudó en intentarlo. Y Google tampoco dudó en seleccionarla.

La firma fue elegida para una experiencia en Singapur donde recibirán mentoría «de los mejores expertos en juegos móviles», señala Google en su sitio web.

«La idea del programa es potenciar a firmas de mercados emergentes donde la industria de los videojuegos no está tan desarrollada. El objetivo es que nos capaciten en nuestros puntos flacos. Quizás no tenemos mucha idea en la parte del negocio y quizás nos puedan dar algo que nos aporte”, comentó Federico Romero, uno de los desarrolladores.

Allí aprenderán sobre cómo mejorar sus creaciones a nivel de marketing, monetización y diseño. Además, la elección de Google implica una mayor exposición en su tienda y la invitación a eventos exclusivos.

El equipo cree que esta distinción del gigante informático los consolida como empresa. “Nos da seguridad de que estamos yendo por el buen camino», comentó a El País Felipe Otamendi, uno de los desarrolladores.

Éxito tras éxito.
Su apuesta a crear entretenimiento en dispositivos móviles ha sido un éxito rotundo. Desde que lanzaron su primer título en 2013, han logrado 24 millones de descargas en todo el mundo.

El primero fue Bullet Boy, con el que ganaron el Concurso Nacional de Videojuegos. Fue el puntapié de un camino cada vez más exitoso.

Mars: Mars, el título creado por Pomelo Games en 2016, fue uno de los más populares. A un mes del lanzamiento, el videojuego ya había tenido dos millones de descargas, según una nota divulgada en El País en ese momento. De hecho, en 2016 llegó a ser el cuarto mejor videojuego durante una semana en la tienda de Apple en Estados Unidos.

«El último juego que sacamos es Dinosaurs are people too -Los dinosaurios son personas también- en setiembre del año pasado que lleva tres millones», contó Otamendi.

¿Cómo son? Todos en 3D y “sencillos”. “Tienen un estilo artístico simple, con pocos polígonos, pero a su vez atractivo y llamativo visualmente», puntualizó Romero.

Los juegos son pensados solo para celulares. Sus creadores quieren que no tengan muchos botones para que sea lo más amigable posible. Por ejemplo, Bullet Boy solo implica apretar la pantalla. Eso sí: el jugador debe calcular con precisión cuando es el momento de presionarla para dirigir al personaje a una siguiente fase y, además, hacerlo con rapidez porque el tiempo se agota.

Cada título demanda entre seis y siete meses de trabajo, desde el concepto del juego que quieren diseñar al lanzamiento. “Después tenemos un tiempo de mantenimiento: ahí hacemos actualizaciones, corregimos errores, agregamos más contenido y tratamos de mejorar algo que no se entienda”, comentó Romero.

Los desarrolladores sostienen que la sencillez hace que sus productos sean disfrutados por todos los públicos. “Buscamos que sea jugado por la mayor cantidad de gente posible. Lo juegan niños, jóvenes y adultos”, agregó Romero.

La empresa.
Como la mayoría de los desarrolladores de videojuegos uruguayos, todo comenzó en un dormitorio. Fue en el de la casa de los padres de Federico Romero. En 2016 pudieron dar el salto y se fueron a una oficina donde trabajan programadores, animadores y modeladores 3D -encargados de diseñar los personajes-, un músico y un «game designer», que es el que ayuda a definir las mecánicas del juego.
Videojuegos de Pomelo

Bullet boy. Es la aventura de un niño que vive junto a su abuelo en una ciudad en las nubes. Sony llegó a interesarse en él y evaluó ponerlo a disposición en PlayStation Vita.

Mars: Mars. El juego consiste en un viaje de un astronauta cuyo cometido es explorar el planeta. Lo hace saltando de estación en estación. El jugador debe usar sus dedos pulgares.

Princesa. Once Upon a Tower es un juego de acción. El objetivo es controlar a una princesa encerrada en lo más alto de un torreón y escapar de los enemigos.

Fuente: El País

2019-06-21T09:57:16+00:00junio 13, 2019|Categorías: Innovación|Etiquetas: , , |