fbpx

Ancap anunció la certificación de recursos prospectivos petrolíferos en norte de Uruguay

La empresa australiana Petrel Energy Limited realizó la certificación de recursos prospectivos de las áreas Salto y en Piedra Sola, que abarca tramos de los departamentos de Paysandú y Tacuarembó, ubicados en el norte de Uruguay. Las estimaciones indican la posibilidad de existencia de una reserva de 5.637 millones de barriles de petróleo, aunque aún falta culminar los estudios definitivos y verificar su viabilidad comercial.

Petrel dio cuenta así de lo ocurrido con los trabajos de Schuepbach Energy Uruguay (SEU), la firma subsidiaria de SEI para actuar en el país a partir del contrato respectivo firmado en 2009 por el cual Ancap le otorga permiso de exploración y explotación de hidrocarburos en territorio firme (on shore).

La certificación fue realizada por la empresa Netherland, Sewell & Associates (NSAI), la firma de servicios de análisis e interpretación de información sísmica contratada por Schuepbach Energy Uruguay y que levantó muestras en 2014 en ambos bloques.

La estimación de recursos sin riesgo para ambos contratos (Salto y Piedra Sola) es de hasta 1.769 millones de barriles recuperables, lo que implica 5.637 millones de barriles originalmente en el subsuelo, considerando un factor de recuperación estándar de aproximadamente 30%.

El comunicado aclara que, por ser recursos prospectivos, implican que se refieren a acumulaciones no descubiertas, es decir que no se está anunciando un descubrimiento. Puntualiza que a estas estimaciones es necesario adicionarle el riesgo del descubrimiento y el de comercialidad o desarrollo.

Asegura, además, que se requieren más trabajos exploratorios, como la realización de perforaciones, para determinar la existencia de acumulaciones de hidrocarburos significativas.

Sin embargo, estos resultados son sumamente alentadores ya que implican la evaluación de un tercero, independiente y de alta reputación en la evaluación de recursos.

Adicionalmente, la empresa SEI ha informado formalmente a Ancap su decisión de avanzar al siguiente período exploratorio en cada contrato, hecho considerado histórico respecto de la exploración de hidrocarburos en Uruguay, lo cual conlleva su compromiso de perforar dos pozos exploratorios por área.

Por lo tanto, en el período 2015-2017 se concretará la perforación de cuatro pozos exploratorios con objetivos de testear estas situaciones prospectivas convencionales y comprobar o no la existencia de tales volúmenes de hidrocarburos.

La información divulgada por Ancap enfatiza en que solo se están considerando recursos convencionales, lo cual implicaría que, en caso de su descubrimiento y eventual desarrollo, se utilizarían técnicas de explotación tradicionales. Quiere decir que no haría falta utilizar mecanismo como la fractura de rocas de modo hidráulico (fraking).

Estado uruguayo socio de posible riqueza

En caso de haber un descubrimiento comercialmente explotable en cualquiera de estas áreas, Ancap tiene el derecho por contrato a asociarse hasta en 50 %.

Por otra parte, el Estado recibiría parte de las ganancias (profit oil), así como el impuesto a la renta que afecta las ganancias del contratista.

En estos acuerdos, considerando las tres vías de captura de renta (Asociación de Ancap, su parte del profit oil y el impuesto a la renta) el Estado obtendría aproximadamente 73% del beneficio económico de la actividad.

Para concluir, el comunicado resalta que el continuo avance de la empresa estatal en exploración petrolera durante estos siete años del proceso iniciado en 2007 ha permitido estar cada vez más cerca del descubrimiento de recursos propios y la obtención de la ansiada independencia energética.

Fuente: Presidencia

2017-02-20T03:00:54-03:00enero 15, 2015|Categorías: Boletin Semanal, Home|Etiquetas: , |