fbpx

Anestesista uruguayo preside la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos

La Sociedad de Anestesiología del Uruguay celebró el domingo 16 de octubre el Día Internacional del Anestesiólogo, y en dicho marco se informó que el anestesiólogo uruguayo Gonzalo Barreiro fue electo presidente de la Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos (WFSA, por sus siglas en inglés).

La elección de Barreiro se llevó a cabo en la asamblea general del reciente Congreso Mundial de Anestesiología en Hong Kong.

Barreiro, con amplia trayectoria tanto en el sector público como en el privado, presidirá el máximo órgano mundial que nuclea a más de 130 mil anestesistas integrantes de 134 sociedades y donde están representados 140 países.

La Federación Mundial de Sociedades de Anestesiólogos trabaja para que la anestesia sea “segura y accesible” para mejorar la atención al paciente en todo el mundo, transformándose en la alianza global más importante de los anestesiólogos, los cuales trabajan en conjunto con las organizaciones nacionales, regionales y especializados para facilitar y promover los más altos estándares de atención al paciente.

“Nuestra misión se desarrolla a través de los programas que se implementan en colaboración con las Sociedades Nacionales de Anestesiología y otras organizaciones que comparten nuestros objetivos. Trabajamos con la Organización Mundial de la Salud (OMS), con los gobiernos, con otros organismos de normalización, con las organizaciones quirúrgicas, con las ONG, con los hospitales y con los centros de formación y damos la bienvenida a las asociaciones con organizaciones que apoyan la anestesia segura”, dijo Barreiro, quien presidirá la Sociedad durante los próximos 4 años.

Uruguay y el acceso a la cirugía y anestesias seguras

En Uruguay, unos 400 anestesistas nucleados en la Sociedad de Anestesiología disponen gran parte de su tiempo a la incorporación de nuevas técnicas mundiales en la materia, y destinar recursos para la constante formación de las actuales y nuevas generaciones.

Se estima que en Uruguay los índices de complicaciones son “muy bajos y comparables a países del primer mundo”.

Por año, 4 a 5% de la población de Uruguay pasará por un quirófano a operarse y le administrarán una anestesia, en total, unas 140.000 a 160.000 intervenciones, sin contar las mal llamadas menores, como las biopsia de próstata y de órganos intracavitarios, estudios digestivos (endoscopías), estudios que requieren que el paciente “se quede quieto”.

Muchos de ellos llevan sedación, “ubicándose las complicaciones inesperadas de ésta técnica, dentro de las primeras causas de muerte por anestesia en el mundo”.

Hay algunos aspectos de la práctica anestesiológica que son de una “relevancia extraordinaria en la calidad de vida y el bienestar”. Tal es el caso de la terapia del dolor que se ocupa de los dolores crónicos, a cargo de anestesistas, realizándose unas 9.000 a 10.000 tratamientos intervencionistas anuales en nuestro país.

Fuente: lr21.com.uy

2016-10-18T13:50:59-03:00octubre 18, 2016|Categorías: Salud, ciencia y tecnología|Etiquetas: , |