fbpx

El USDA le puso números al crecimiento esperado en la agroindustria cárnica uruguaya

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos reveló que la demanda mundial por carnes vacunas seguirá al alza, aunque a un ritmo menor

El comercio mundial de la carne se frenará durante el próximo año por una recuperación en la producción de carne porcina en China, que llevará a una disminución en sus compras. En ese escenario, la demanda por carne vacuna –es un rubro clave para Uruguay– seguirá creciendo, pero a un ritmo menor, según proyecta el informe semestral del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sobre producción y comercio mundial de carnes que se divulgó la semana pasada.

El impacto de la Fiebre Porcina Africana sobre la producción de carne de cerdo en China sigue, pero el piso de producción en China ya ha pasado y empieza la recuperación.

Según el USDA, en el año 2020 producirá 38 millones de toneladas de carne porcina, 16 millones de toneladas o 30% menos que los 54 millones producidos previo a la epidemia (en 2018).

En tanto, se estima que en 2021 la producción crecería en 3,5 millones de toneladas hasta 41,5 millones, muy por debajo de los niveles previos a la enfermedad, pero un aumento en la oferta que repercute en menos importación china.

En 2019 el stock de cerdos tocó un piso de 440 millones de cabezas, en 2020 subió a 490 millones y en 2021 aumentará un 12% a 550 millones –aún muy por debajo de los 688 millones de cerdos que había previo a la peste porcina–.

Como consecuencia de la mayor producción, las importaciones de carne de cerdo de China –que consume el 50% de la producción mundial– en 2021 bajarán a 4,5 millones de toneladas, un 6% o 300.000 toneladas menos que el récord histórico de 4,8 millones de toneladas previsto para el 2020.

“Fuera de China, las importaciones se están recuperando a medida que las economías se recuperan del covid-19 y mejora la demanda de servicios de alimentos”, indica el citado informe.

En carne vacuna el aumento de las compras continúa, aunque a un ritmo menor al de años anteriores.

Las compras aumentarían un 4%, o 100 mil toneladas, pasando de 2,75 millones de toneladas en 2020 a 2,85 millones de toneladas en 2021.

El consumo en 2021 se proyecta en 9,73 millones de toneladas, es decir 2% más que este año.

La recesión global de este año ha impactado en el consumo a nivel mundial, que disminuye en 2020 en unas 400 mil toneladas, pero se recupera en 2021, según lo que se proyecta a esta altura.

Más peso del Mercosur
Mientras Australia recompone su rodeo en la etapa post sequía, el peso de la región en el comercio mundial es cada vez mayor. En 2021, el 40% del mercado mundial de carne vacuna estará abastecido por el Mercosur, para el cual los profesionales del USDA proyectan exportaciones por 4,3 millones de toneladas, es decir un 3% más respecto a los 4,175 millones esperados en el año 2020.

Dentro del bloque, todos los países incrementarán sus ventas, menos Argentina.

Los números celestes
Uruguay, se visualiza, crecerá en 2021 pasando de 400.000 toneladas a 430.000 toneladas, un aumento de 8%.

Eso sucederá luego de ser el único país del Mercosur que baja sus ventas en el 2020 debido a una oferta limitada y menor competitividad en precio.

En 2021, de la mano de un incremento en la disponibilidad de ganado para faena, la producción de carne vacuna en Uruguay llegará a 555.000 toneladas, un incremento de 8,8% frente a las 510.000 toneladas estimadas para este año.

Para el cierre de 2021 se previó que el stock ganadero sea de 12,157 millones de cabezas, el más alto para la fecha desde 2006, debido a una alta producción de terneros y menores exportaciones de ganado en pie.

El USDA prevé para 2021 una faena en Uruguay de 2,2 millones de cabezas frente a 2 millones de 2020, cuando la industria maneja un incremento que llevaría la faena a 2,3 millones en 2021.

“El año 2020 cerrará con una faena de 1,9 millones de cabezas de ganado, el registro más bajo en 17 años, y en 2021 se ubicará en 2,3 millones”, estimó al respecto Eduardo Urgal, director de Frigorífico Pando.

Daniel Castiglioni, trader que opera hace más de 10 años en el mercado chino, declaró al programa Tiempo de Cambio de radio Rural que la demanda de carne vacuna de China continuará sostenida, que los restaurantes en el gigante asiático están funcionando con normalidad, “pero se van a estabilizar los valores sin un salto de precio tan grande como en 2019”.

Y, en ese sentido, “la estabilidad en los precios generará un panorama más propicio para los negocios”, expresó.

El foco en el año nuevo chino
Tras el último feriado de China, semanas atrás, los operadores de mercado esperaban un fortalecimiento de la demanda en las puertas de la zafra de compras para el año nuevo chino, que será a mediados de febrero. Pero las compras han comenzado con calma.

“Estamos viendo un mercado bastante pasivo, esperando, no comprando a los valores que proveedores y plantas frigoríficas esperaban, los chinos no han ratificado los valores altos que se estaban pidiendo post feriado chino”, explicó el trader.

A la vez, siempre con base en el informe del USDA, las exportaciones de Brasil alcanzarán un nuevo récord –por tercer año consecutivo–, ya que la continua demanda de China coincide con la recuperación de la demanda en los mercados tradicionales.

Para el año 2021 el USDA proyecta que Brasil exporte 2,67 millones de toneladas, con un incremento de 5% respecto a los 2,55 millones proyectados para 2020.

En Estados Unidos, las exportaciones crecerán 6% a 1,397 millones de toneladas en 2021, principalmente por mayores colocaciones en Asia oriental. Estados Unidos se consolida en el segundo mayor exportador a nivel mundial, superando a Australia e India, pero quedándose muy por detrás de Brasil.

Las menores exportaciones de Australia –importante proveedor de muchos mercados de la región y gran competidor– reducirán la competencia debido a tres años intensos de sequía repercutiendo en una menor producción y por ende en menores stocks exportables.

En este contexto, las exportaciones mundiales en 2021 crecerán un 3% interanual a 10,768 millones de toneladas, luego de bajar un 4% en 2020 (10,441 millones de toneladas).

Eso, siempre y cuando las mejores condiciones económicas y la recuperación del servicio de alimentos apoyen la demanda, algo que por ahora resulto más que dudoso.

Una ciudad de cerdos
En lo alto de las laderas boscosas del monte Yaji, al noreste de Beijing, la empresa Guangxi Yangxiang está construyendo una ciudad porcina en casi cinco hectáreas que albergará 30.000 cerdas para fin de año. Son apartamentos de gran altura diseñados para albergar al rodeo de cerdos más grande del mundo. Se espera que los seis bloques de hasta 13 pisos cuenten con medidas de bioseguridad extrema protegiendo así a los cerdos del riesgo de enfermedades, como la peste porcina africana.

Cuando estén terminados, podrían producir 840.000 lechones al año.

Informe de Blasina y Asociados

Producción: Cecilia Pattarino

Fuente: El Observador

2020-10-26T15:29:43-03:00octubre 26, 2020|Categorías: Economía|Etiquetas: |