fbpx

La diversificación energética que alcanzó Uruguay permite tomar recaudos en momentos de fuerte sequía

Por tercera semana consecutiva se apuesta a la energía térmica como mayor fuente de generación energética y no se utilizan las represas del Río Negro, preservando las reservas de agua para los meses de invierno.

Mediante esta operativa, UTE, la empresa pública responsable de los servicios eléctricos realiza un cuidado del agua para evitar posibles impactos negativos si continúa la seca que afecta algunos departamentos, pensando fundamentalmente en el invierno cuando se produce el mayor consumo de electricidad del año.

Según datos de la Administración del Mercado Eléctrico (ADME), esta semana más del 40% de la generación es térmica y con motores (que UTE tiene alquilados para ese tipo de producción energética), mientras que la represa de Salto Grande aporta el 29,9%.

El resto de la energía —27,8%— se produjo a través de otras fuentes de generación como la eólica, biomasa y solar fotovoltaica. De esa manera, la energía eólica comienza a tener la importancia prevista por el gobierno adentro del total de generación.

La demanda total semanal programada de electricidad para esta semana es de 187.520 megavatios (MW).

Además, el informe oficial señaló que el nivel de los embalses de las represas del Río Negro no evidencia signos de preocupación.

Fuente: El País

2015-05-07T14:33:02-03:00mayo 7, 2015|Categorías: Economía, Home, Sociedad|Etiquetas: |