fbpx

La propiedad intelectual fue el centro de una charla que brindó la firma Cikato para amigos de la marca país

La sala Arredondo del ministerio de Turismo se colmó de participantes que siguieron atentos la propuesta de los expertos de la firma Cikato sobre “Propiedad intelectual: el activo más importante de las empresas”. Empresas socias y amigas de la marca Uruguay Natural fueron los invitados principales en este encuentro, que comenzó con la participación del viceministro de Turismo, Benjamín Liberoff, contando el proceso realizado por la marca país desde sus inicios en el año 2001 a la fecha y cómo este trabajo sostenido aportó valor a la marca. Cikato como estudio especializado en marcas y patentes acompañó este proceso y tiene mucho para aportar a las marcas socias acerca de la trascendencia del buen manejo del registro de las diferentes marcas en tiempo y forma.

Diego Chijane, socio de Cikato, explicó la importancia de que las empresas, sean del porte que sean, alcancen a comprender cabalmente lo que es el mundo de la propiedad intelectual: “Atrás de toda actividad comercial que las empresas realizan hay una serie de bienes intangibles que pueden hacer la diferencia porque si en el seno de la empresa se crea un software por ejemplo, o una marca que en el futuro puede tener un valor económico, es bueno que ese valor lo condensen con los registros”.

Desde el punto de vista del experto, para poder valorar la importancia de registrar o no registrar una marca, los empresarios necesitan tener un acercamiento primario a lo que es el mundo de la propiedad intelectual, algo que lamentablemente en nuestro país aún no se da con la frecuencia necesaria. “No somos un país en el que abunde una información pública sobre el tema”, afirmó Chijane y aclaró que esta información suele estar más presente en los países más industrializados. En países como Alemania o Estados Unidoso, todas las empresas, tengan el alcance que tengan, suelen registrar todo lo que crean, porque saben que atrás de un proyecto de negocios y más allá del buen o mal final que tenga, el intangible es lo que va a condensar todo el valor empresarial, de ahí que el registro y el asesoramiento se hace siempre y en todas las circunstancias.

Más fuerza para la propiedad intelectual

“Está también la posibilidad de no registrar necesariamente, sino limitarse a hacer las averiguaciones pertinentes para ver si se está ingresando a un ámbito que resulte un campo minado donde otros empresarios tengan derechos adquiridos, y se puede invertir después, una vez que estén dadas las condiciones económicas. Pero en los países menos industrializados y con menos información sobre la propiedad intelectual, como es Uruguay, suelen preocupar más aspecto comercial vinculado a los proveedores, el mercado o la distribución, que los intangibles asociados a la actividad”, sostuvo.

Hasta el momento en Uruguay el concepto de propiedad intelectual continúa siendo difuso y falta información pública, más teniendo en cuenta que cualquier persona puede realizar un emprendimiento y todos deberíamos tener acceso a ese conocimiento para poder hacer una buena ponderación al momento de registrar, cuándo hacerlo, etc.

Se trata además de un tema fundamental para las empresas que pretenden recorrer el camino exportador. En estos casos, según Chijane, es fundamental hacer registros porque los derechos de propiedad intelectual son fundamentales al punto de lograr paralizar la competencia. “Cuando una empresa sale al exterior y en el nuevo mercado se sabe que va a ingresar una empresa extranjera, y falla el mecanismo de ingreso por el principio de libertad de industria, se paraliza el ingreso mediante la propiedad intelectual, mediante acciones o intimaciones, todos procedimientos tendientes a paralizar al empresario extranjero que ingresa al mercado local”. A modo de ejemplo Chijane mencionó que esta modalidad de freno fue practicada durante mucho tiempo en la frontera entre México y Estados Unidos, donde las empresas norteamericanas registraban todas las expresiones genéricas vinculadas a productos de México y de esta forma evitaban que ingresaran los productos a Estados Unidos.

Cikato pionera en Uruguay

Desde hace 55 años Cikato viene desarrollando en el mercado local la tarea de asesorar, informar e intervenir en temas vinculados a la propiedad intelectual, trazando un camino que hoy la ubica como una firma referente.

Tal como expresó Chijane, si bien de forma lenta, los uruguayos vamos adquiriendo conciencia de la trascendencia del tema, por lo cual las perspectivas a futuro son alentadoras.

“Charlas como la que dimos para Marca País las estamos haciendo bastante seguidas, muchas veces a pedido de las propias empresas, de Cámaras y Asociaciones industriales y comerciales. Tenemos proyectado hacer charlas en la Cámara Inmobiliaria del Uruguay. La idea es dejar el concepto planteado porque se trata de un tema árido con muchas aristas, pero tenemos que prender una luz amarilla porque si en un momento las empresas tienen un activo importante, que al menos sepan que hay algo que pueden salir a proteger, no como pasa muchas veces que cuando se dan cuenta de que se podría haber protegido, ya pasaron años y la patente ya es de dominio público y no se puede hacer nada”, alertó el experto.

Fotos

Fuente: Marca País
2017-02-20T02:58:37-03:00abril 15, 2016|Categorías: Boletin, Eventos y Talleres, Marca Pais, Sociedad|Etiquetas: , |