fbpx

Salinas: la app Coronavirus UY implica un «salto cualitativo enorme desde el punto de vista epidemiológico»

El ministro de Salud dijo también que la tecnología es «garantista» en la preservación de la identidad de los uruguayos que participen en la red de la aplicación

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, evaluó que la nueva versión de la app Coronavirus UY que el gobierno actualizó este lunes implica «un salto cualitativo enorme desde el punto de vista epidemiológico» para controlar la pandemia por la que Uruguay se encuentra en estado de emergencia sanitaria desde el 13 de marzo.

La aplicación corona un trabajo de «inteligencia sanitaria que se ha desarrollado brillantemente» hasta el momento, según dijo Salinas.

Esta tecnología es «garantista» y se asegura la conservación de la identidad de todos los ciudadanos que acepten integrar la red de la aplicación. «(Esto) nos va a permitir que frente a nuevas realidades tengamos herramientas para trabajar esta pandemia», dijo el secretario de Estado, en relación a la situación sanitaria de Brasil y en las ciudades fronterizas, como Santana de Livramento.

Omar Paganini, el ministro de Industria, recordó que el desarrollo de esta app, desarrollada por el gobierno y las empresas de software nucleadas en la Cámara Uruguaya de Tecnologías de la Información (CUTI), empezó el 14 de marzo, 24 después de que se registraran los primeros cuatro casos de coronavirus, «con la colaboración desinteresada de instituciones y empresas». «(El objetivo) fue evitar el colapso de las instituciones de salud generando un canal que permitiera informar a la población y detectar casos», añadió.

La nueva versión alertará al usuario sobre un contacto con un covid-19 confirmado. Para ello no requerirá acceder a la ubicación del teléfono, sino que se basa en un sistema en el intercambio de códigos a través de Bluetooth de baja intensidad.

Esos números los producirá cada celular y variarán cada 15 minutos. Eso hará que el teléfono guarde dos listas: una de los códigos propios enviados a otros dispositivos y otra de los códigos de teléfonos de personas con las que se estuvo cerca (las cuales residirán en el smartphone unos 15 días).

La aplicación ha tenido hasta el momento 325.000 descargas, lo que habilita al gobierno a calificar a la primera etapa de la utilización de esta aplicación como «exitosa». «Nos puso a la vanguardia» en el mundo, dijo Paganini, quien destacó que «solo Italia y Suiza llegaron antes que Uruguay» a la implementación de esta aplicación. «Eso es un gran mojón que muestra que nuestras capacidades (tecnológicas) están muy bien», aseguró.

El CEO de Genexus, Nicolás Jodal, que ofició de nexo entre la CUTI y el gobierno, señaló a su turno que en la tecnología empleada –que toma insumos de Google y de Apple, tas una alianza entre ambas multinacionales– «no hay ninguna georreferencia de dónde están las personas», y que lo único que pretende la app de los usuarios que acepten integrar su red «es saber si estuvo en contacto» con otra persona infectada durante al menos cinco minutos, y a menos de cinco metros.
«Se juntaron Google y Apple, competidores acérrimos, y de forma bastante inédita resolvieron el problema», aseguró el empresario.

El mecanismo de funcionamiento consiste en un intercambio de señales de bluetooth, pero de forma tal que no gasta la batería de los celulares y permite «guardar la referencia de qué teléfono estuvo con otro». Así lo explicó: «Se guardan palabras aleatorias y luego, si a uno le da positivo, a mí me va a llegar una alerta de exposición.

No me dice ni quién fue ni en qué fue. Lo máximo que me dice es el día».

Rápida alerta
El gobierno también difundió una gacetilla de prensa en donde se explican algunos detalles del funcionamiento de la app Coronavirus UY. Todo aquel que se baje la aplicación y acepte ser un usuario, le podrán llegar «alertas de exposición», algo que desde el punto de vista del control epidemiológico significa «la ventaja de obtener atención médica de forma rápida».

Además, el uso de esta tecnología «también disminuirán las posibilidades de contagio para el resto de la población». «En este sentido, la aplicación actúa como un cinturón de seguridad: se usa siempre como forma de protección ante la posibilidad de exponerse a un contagio», explica el comunicado.

Pasos de la privacidad
Según explicó Joval en la conferencia, «hay tres momentos» en los que los usuarios de la aplicación pueden elegir participar. El primero es cuando se bajan la app. Luego, cuando el prestar de salud en donde el usuario se hizo el test avisa que ese análisis dio positivo. Si eso ocurre, la app vuelve a preguntarle al usuario si da su permiso para noticiar a quienes estuvieron en contacto con él que estuvieron cerca de una persona infectada. «Y hay un tercer momento qeu es cuando alguien tiene la alerta a disposición, si quiere decir que recibió la alerta», dijo el empresario.

Fuente: El Observador

2020-06-16T16:41:03-03:00junio 16, 2020|Categorías: Salud|Etiquetas: , , , , |