fbpx

Se cumplieron 92 años del Palacio Salvo, “un buen compañero de la ciudad de Montevideo”

El escritor y ex presidente del Centro Cultural del Palacio Salvo, Javier Volonté, recordó que el emblemático edificio, con sus 105 metros y 27 plantas, fue la torre más alta de Latinoamérica desde 1928 a 1935, y a lo largo de 92 años ha sido “un buen compañero de la ciudad de Montevideo”.

Volonté remarcó que el Palacio Salvo tiene su hermano gemelo en la ciudad de Buenos Aires, el Palacio Barolo (inaugurado en 1923), ambos diseñados por el arquitecto italiano, Mario Palanti.

En la cúpula de los dos edificios se habían colocado sendas farolas, las cuales apuntaban con su luz hacia el Río de la Plata. Por entonces, se decía que en algún punto del estuario ambos edificios quedaban conectados, robusteciendo así la unión de los dos países, expresó Volonté.

“El Palacio Salvo, más alto que el Palacio Barolo, se construyó con la misma tónica, pero se intentó hacerlo más majestuoso”, señaló. En tal sentido, ejemplificó que el gran vitral, dedicado a los inmigrantes, es uno de los más grandes de la ciudad.

Volonté indicó, asimismo, que gracias al Palacio Salvo, Uruguay tiene el Estadio Centenario. Explicó que “cuando se construyó el recinto deportivo se recurrió a una técnica de hormigón armado la cual se le encargó a la misma firma europea que había trabajado en la construcción del Salvo”.

Dos inauguraciones
Por otro lado, recordó que el Palacio Salvo tuvo dos inauguraciones, la primera de ellas fue el 18 de julio de 1928 y la segunda el 11 de octubre del mismo año, y contó con la presencia del entonces presidente de la República, Juan Campisteguy, la familia Salvo y un gran invitado de honor: Francisco Piria.

Mientras que el 12 de octubre de 1928 se realizó la primera exposición pública de la industria nacional, con la presencia de 10 mil personas.

Resaltó que el arquitecto Le Corbusier (quien diseñó la sede de las Naciones Unidas en Nueva York) durante su visita a Montevideo en 1929, se sintió muy atraído por el majestuoso Palacio Salvo.

Indicó que diez años más tarde y gracias al vigía que se encontraba en el Palacio, se logró detectar la presencia del acorazado Graf Spee en la Bahía de Montevideo.

“Es decir que el Palacio Salvo ha sido un buen compañero de la ciudad de Montevideo”, sentenció Volonté.

Datos
Los hermanos Ángel, Lorenzo y José Salvo se plantearon, en 1919, levantar el primer rascacielos de Uruguay, un gran hotel frente a la Plaza Independencia, en cierto sentido como agradecimiento a la ciudad que los había recibido cuando eran muy pobres.

Comenzó a construirse en el año 1923 y se inauguró en octubre de 1928.

Su estética ecléctica e historicista lo llevó a mezclar varios estilos arquitectónicos. Lejos de la pureza en las líneas y el acento en la función que defendía la “arquitectura moderna”, liderada entre otros por Le Corbusier,

Su ornamentación sobrecargada y formas caprichosas lo tornaron un edificio único, que sin embargo contó con una técnica de construcción vanguardista: el hormigón armado.

Fuente: La República

2020-10-14T16:16:06-03:00octubre 14, 2020|Categorías: Arquitectura|Etiquetas: |