fbpx

Suena Uruguay: primer ciclo de música con público presente, viernes y sábado en Sala del Museo

Suena Uruguay es el primer ciclo de conciertos que se realizan con público en Uruguay luego de los cambios impuestos por la pandemia, y además es el primero que se genera gracias a la autogestión de productores, managers, directores de salas, etcétera, nucleados en el colectivo Uruguay es Música, que surgió a raíz de la nueva situación sanitaria.

Valentina Romano, integrante del colectivo, cuenta que se decidió llamar así a este ciclo de conciertos debido a la iniciativa impulsada por Andrés Sanabria, director del sello Bizarro, para fomentar la escucha de música nacional: en las redes sociales, bajo el hashtag “suenauruguay”, artistas y personalidades de nuestro país comparten listas de sus canciones –playlist– preferidas de música vernácula.

El evento tendrá lugar viernes y sábado en Sala del Museo, desde las 21.00. En la primera fecha se presentarán Emiliano & El Zurdo, Nicolás Ibarburu y Chole. En la segunda, Eté & Los Problems, Los Prolijos y Hermanos Láser. Romano explica que como la intención del ciclo es “reactivar el sector” de la música, se buscó que la elección de la grilla fuera “lo más democrática posible”. Por lo tanto, los artistas que tienen representación en el colectivo fueron agregados a una lista y luego se votó la grilla, “para tratar de hacerlo lo más igualitario posible en cuanto a oportunidades de trabajo para todos”.

Romano ve con optimismo la situación de la música, ya que de a poco se están realizando cada vez más shows, y además “se ha cumplido a rajatabla” con el protocolo sanitario y “las salas han sido muy responsables” en ese sentido. “Se trabajó mucho para poder mantener este nuevo formato, que quizás no es el más cómodo para la mayoría, pero por lo menos nos permite volver a trabajar y tener música en vivo”, agrega.

Las entradas para cada fecha están a la venta en Abitab y son limitadísimas –cerca de 200–, ya que, por el protocolo, la sala se acondicionó para que el público esté sentado en mesas, con un máximo de cuatro personas en cada una. Las entradas para el primer sector (hasta mesa 12 inclusive) valen 1.200 pesos y para el segundo, 900. Además, se puede abonar una entrada de 350 para ver el ciclo por streaming, a través de la página recitalesapp.com, una plataforma que nació por la pandemia y también está en manos de gente del sector de la música.

“Es algo que se va mantener más allá del vivo, porque permite que nos vean desde cualquier parte del mundo. La entrada es de 350 pesos, pero hay otros precios porque todo lo que se recauda va para canastas en apoyo al sector de la música”, señala Romano. Por último, dice que el colectivo tiene la intención de seguir generando este tipo de eventos, que además “son un lindo ejercicio de autogestión”. ׅUna de las cosas que trajo todo esto es que nos unió bastante entre colegas”, finaliza.

Chole minimalista
Como se mencionó más arriba, uno de los músicos que participarán en el ciclo es Alfredo Chole Gianotti, guitarrista y cantante de la extinta banda La Abuela Coca –y antes de El Congo–, que el año pasado editó Sólo cosas buenas, su segundo disco solista, luego de Chole (2015), terminando de afianzar su carrera en solitario. Además, aprovechando el tiempo que le dio el aislamiento social por culpa de la pandemia, editó un EP de cuatro canciones que fueron grabadas en vivo al estilo acid jazz (el material está disponible, como casi todo, en Spotify).

“La crisis es oportunidad, entonces estuve buscando mi oportunidad y era justamente fortalecer mi trabajo, que es la producción musical y las canciones –no sólo de discos míos, sino también de artistas que estoy produciendo–. Fue una cuarentena dentro del estudio. Ahora mismo estoy en el estudio terminando unas mezclas para una banda argentina a la que le estoy produciendo un disco, y mañana estaré con otra”, cuenta. Agrega que el teletrabajo y la posibilidad que brinda internet de estar conectado todo el tiempo se llevan muy bien con la producción musical.

El músico cuenta que el aislamiento y no poder tocar en vivo lo afectaron mucho psicológicamente y también a su bolsillo, ya que los shows le dan “el efectivo de la semana”, no sólo a él sino a los músicos y técnicos que lo acompañan en su proyecto. “Hay una cantidad de gente que todavía está muy afectada. Por más que ahora se estén abriendo las posibilidades para tocar, va a faltar mucho para volver a estar al 100%”, dice.

El viernes, en Sala del Museo, Chole presentará canciones de sus dos discos y también “algunas perlitas” de toda su carrera musical, en un formato de cuarteto (teclado, batería, bajo y guitarra). Adelanta que serán versiones “muy potentes”, un poco “más minimalistas” de lo que la gente está acostumbrada a escuchar, ya que por el protocolo tuvo que dejar fuera del escenario a dos integrantes de su proyecto, un DJ y el percusionista.
Chole dice que el desafío más grande fue “minimalizar” sus canciones y “salir del contexto de combo, de gran orquesta, a un formato que es típico de rock”, y agrega: “Es un hermoso reto, con esos espacios que quedan más libres en las canciones, mantener siempre la sorpresa teniendo tan pocos instrumentos. Pero me encantan los retos y seguir adelante con mi tercer proyecto profesional es el reto mayor”.

Fuente: La Diaria