fbpx

Una semana para brindar por el Tannat, la cepa insignia de nuestros vinos

Uruguay encontró en la uva Tannat su identidad como país productor de vinos y desde 2016 tiene un día para celebrarlo: el 14 de abril es el Día del Tannat.

El próximo miércoles 14 de abril se celebra en Uruguay el Día del Tannat, una jornada que desde el año 2016 hace honor a la cepa insignia del vino nacional.

La fecha fue establecida por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) con el propósito de acercar esta variedad, sus historias y particularidades a los consumidores del país y del mundo.

¿Cómo llegó la uva Tannat a ser la cepa insignia del Uruguay? Diego Spinoglio, presidente de la Asociación de Turismo Enológico de Uruguay (ATEU) contó a El País que esta variedad tiene sus orígenes en los Pirineos Franceses y que se introdujo en nuestro territorio alrededor del 1870, de la mano de Pascual Harriague.

“La Tannat no es una cepa demasiado desarrollada en el mundo. En los Pirineos Franceses, de donde viene, se cultiva pero se usa más que nada para corte, porque se trata de una uva con mucha presencia de taninos. Allí tienen varietales de Tannat, pero más bien la usan para corte”, explicó.

Y agregó que “en Uruguay se dio la particularidad de que fue una de las primeras cepas que se introdujo y se empezó a cultivar en cantidad. Con el paso de los años se comenzó a ver que era un tipo de uva que se adaptaba muy bien al territorio y hoy en día es la principal variedad plantada”.

Así, la relación entre suelo charrúa y la uva Tannat se fue dando “naturalmente”, sostuvo Spinoglio, explicando que “es muy positivo que Uruguay haya encontrado una cepa que lo identifique entre otros países que son productores de vino de calidad. Nos hace tener algo diferente para mostrar al mundo”.

En Uruguay también hay otras variedades de uva que permiten hacer vinos de excelente calidad, como “Merlot, Chardonnay, Sauvignon Blanc y otras cepas, pero el Tannat, al ser diferente, nos abre un poco más las puertas al mundo para después mostrar el resto”, opinó.

Una semana para brindar por el Tannat, la cepa insignia de nuestros vinos

Foto: AFP

La Tannat es una variedad con una fuerte personalidad. Con esta uva se logra “un vino con gran estructura, intenso, con muchos taninos. Y Uruguay aprendió a vinificar la Tannat de maneras muy diversas, resultó ser una cepa muy versátil”, señaló Spinoglio a El País.

Esa versatilidad permite tener desde un vino joven, pasando por uno fresco, o más frutado, hasta un vino rosé, aunque también la variedad es buena para vinos de crianza en barrica o que tengan una larga guarda. “Es una variedad fantástica para trabajar en una paleta muy amplia de perfiles de vino y siempre con una muy buena calidad”, dijo el presidente de ATEU.

A la hora de armonizar los sabores de una comida y un vino Tannat, también entra en juego esa versatilidad. Spinoglio apuntó que algo muy clásico es acompañar el tannat con carnes como puede ser cordero, ya que es un vino con mucho cuerpo y va bien con las carnes intensas. “Pero esto ha ido ampliándose porque el Tannat hoy se elabora de diferentes formas y podés tener uno fresco que va bien como aperitivo o uno joven que va bien con comidas livianas”, enseñó.

En este aspecto, sostuvo que es bueno que el consumidor pruebe las diferentes versiones de Tannat y vaya encontrando los nichos de maridaje “porque es algo particular y cada uno con su cultura gastronómica va a encontrar el lugar para los vinos”.

Una semana para brindar por el Tannat, la cepa insignia de nuestros vinos

Tannat. Foto: Los caminos del vino.

La ATEU reúne a un grupo de bodegas que trabaja para la difusión del mundo del vino en Uruguay. “El turismo enológico tiene cada vez más adeptos. En los países tradicionales vitivinícolas el turismo es una de las patas más importantes del sector y en Uruguay hasta hace un tiempo no era algo demasiado explorado”, según dijo Spinoglio.

En los últimos años, la asociación trabaja con el apoyo de INAVI, del Ministerio de Turismo y de las intendencias y lograron que el enoturismo fuera creciendo a nivel local.

Por la pandemia tuvieron que hacer algunos cambios sobre la marcha, pero de todo se aprende: “Con la marca Caminos del Vino invitamos a recorrer diferentes bodegas uruguayas. Cuando comenzamos nuestro foco estaba puesto en el turista extranjero, sobre todo en los brasileros. Visitar bodegas era además una de las propuestas que se hacía en el puerto cuando llegaban los cruceros. Ahora con la pandemia tuvimos un parate. Pero lo vimos como una oportunidad para reencontrarnos con el público local. Y funcionó muy bien”.

Las visitas a las bodegas son una buena oportunidad para conocer un lado de Uruguay que comienza a tener cada vez más fama y para acercarse a las historias, el trabajo, las familias y paisajes que hay detrás de la copa de vino que acompaña en la mesa.

¿Por qué el Día del Tannat es el 14 de abril?

El Día del Tannat se celebra cada 14 de abril en Uruguay, desde el año 2016, cuando el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) eligió la fecha en homenaje a Pascual Harriague, que un 14 de abril pero de 1894 murió en Francia a los 75 años.

Harriague es considerado el padre de la vitivinicultura uruguaya, ya que en su juventud llegó a nuestras tierras, más precisamente al departamento de Salto, e introdujo la variedad de uva Tannat.

Por este motivo, durante muchos años a esta cepa se la conocía como “Harriague”. Con el paso del tiempo se le comenzó a decir por su nombre. La uva se adaptó al suelo uruguayo y hoy en día es la principal variedad plantada en el país.

Los Caminos del Vino es una marca de la Asociación de Turismo Enológico del Uruguay, que agrupa a bodegas turísticas de Canelones, Montevideo, Maldonado y Colonia que están abiertas al público y ofrecen servicios de visitas guiadas, almuerzos, degustaciones, cenas y alojamiento.

Trabajan en conjunto con el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI) y el Ministerio de Turismo, pensando en la idea como un producto de exportación.

Actualmente, debido al cierre de fronteras por la pandemia, la actividad está centrada en que todos los uruguayos conozcan el servicio, con precios cercanos al público local para que puedan disfrutar de los grandes paisajes e historias de las bodegas.

Si bien existe un público enófilo uruguayo que suele visitar bodegas en las épocas de vendimia, la idea es descentralizar eso y mostrar la variedad de productos disponibles durante todo el año, como almuerzos y estadías en posadas.

Es, además, una opción ideal para una época en que se valoran los paseos al aire libre.

Las bodegas recomiendan estos tannat:

Las bodegas que integran los Caminos del Vino dejan sus recomendaciones para este Día del Tannat.

Antigua Bodega propuso su Prima Donna 100% Tannat, fácil y agradable de beber.

Pizzorno recomienda el Tannat Maceración Carbónica, con gran suavidad en boca.

Artesana mencionó su Tannat Jugada sin barrica, un vino joven pero con intensidad y buen cuerpo.

H. Stagnari sugirió su Tannat Viejo, con un largo final y un sutil ahumado.

Familia Moizo pone sobre la mesa su licor de Tannat, ideal para acompañar postres.

Mientras, Familia Deicas recomienda el Tannat Atlántico Sur, puro, refrescante y lleno de energía.

De Lucca recomendó su Tano Tannat Natural 2020, sin agregado de sulfitos y fermentado con levaduras nativas.

Marichal recomienda su Marichal Tannat, un vino que en 2020 fue elegido entre los mejores 100 vinos del año del mundo.

Bracco Bosca propuso su Tannat Clásico, joven, fresco elegante.

Varela Zarranz, por su parte, mencionó su Tannat Open Celler, un vino producido solo en las mejores cosechas con uvas que fermentan en barricas de roble.

Familia Dardanelli recomienda su blend de Tannat, un vino versátil, de perfil amable.

Bouza propone su Tannat Canelón Chico 2018, que nace de un viñedo implantado en 2011.

Spinoglio menciona el Diego Spinoglio 2018 Single Vineyard, un vino con la justa expresión de la variedad.

Carrau recomienda su Tannat de Reserva, un vino complejo con notas a tabaco y chocolate.

Viña Edén recomienda su Tannat Cemento, madurado en tanques de concreto.

Alto de la Ballena, elTannat-Viogner, un vino con un final persistente.

Y Campotinto, el Tannat Gran Reserva Homenaje 2018, con elegancia y personalidad.

 

Fuente: El País

2021-04-12T13:45:26-03:00abril 12, 2021|Categorías: Vinos uruguayos|Etiquetas: , |