fbpx

Uno de los principales fondos de inversión de América Latina mira hacia Uruguay

Se trata de Kaszek Ventures, que invirtió en PedidosYa y ahora apuesta a emprendimiento tecnológicos regionales como TiendaNube, NotCo, Kavak, entre otros.

Kaszek Ventures, uno de los principales fondos de inversión de América Latina, da cuenta del auge que viven los emprendimientos tecnológicos con valor agregado en la región. Las empresas tech en Uruguay forman parte de esa movida regional.

Fundada por Hernán Kazah y Nicolás Szekasy (ambos ex Mercado Libre) en Argentina en 2011, Kaszek está creciendo al ritmo de las startups en las que invierte. De las casi 100 compañías a las que apoyó en los últimos 10 años, dos tercios están en Brasil; el segundo país más relevante es México, seguidos de Colombia y Chile. En Uruguay invirtió en PedidosYa, compañía que se convirtió en unicornio.

En la actualidad, Kaszek tiene seis socios, de distintas nacionalidades. Sus oficinas están en Buenos Aires, San Pablo y Montevideo; más una representación en California, EE.UU., aunque solo invierte en compañías latinoamericanas. Suma 20 colaboradores en total.

Posee oficinas en Buenos Aires, San Pablo y Montevideo; más una representación en California, EE.UU., aunque solo invierte en compañías latinoamericanas.
Santiago Fossatti (argentino, 36 años, ingeniero) es uno de los socios de Kaszek Ventures y responsable de la oficina de San Pablo (Brasil). En diálogo con El Empresario, resaltó casos de éxito y manifestó el interés por concretar más inversiones en tecnológicas uruguayas.

¿Cuál es la situación de la empresa?

Hemos crecido mucho en toda América Latina de la mano de compañías regionales de tecnología. Siempre miramos mercados regionales. Estamos administrando un fondo de algo más de US$ 1.000 millones en la firma. Invertimos en compañías que buscan digitalizar industrias y procesos, y ese contexto ha ganado mucho peso últimamente. Las empresas que surgieron con bases digitales se adaptaron bien a la situación de pandemia, pudieron continuar lanzando productos y se han acelerado fuertemente.

Sin embargo, la mayoría de las empresas recibieron el impacto negativo de la pandemia. ¿Está hablando de una minoría?

-Me refiero a las empresas tecnológicas de valor diferencial. La mayoría de las compañías en las que invertimos están con niveles de transacciones y clientes más altos que antes de la pandemia. Al principio del COVID-19, fuimos muy cautelosos y les dijimos a los emprendedores de nuestro portafolio que tenían que estar listos para un año difícil en la demanda. Hoy, los inversores del sector turismo continúan viendo que la demanda se recupera muy lentamente, pero en los otros sectores, nuestras compañías están experimentando una aceleración importante.

¿Ustedes cómo operan?

Invertimos capital minoritario en las tecnológicas con las que nos asociamos, que están en el inicio de sus vidas o que todavía no se formaron. Las empresas siguen siendo controladas por el equipo fundador. Las acompañamos hasta que, eventualmente, algunas llegan a ser muy grandes. Somos inversores a largo plazo pero, además del capital, nos gusta ser activos, ayudamos a los emprendedores y participamos en los desafíos que van apareciendo en el camino.

Los mercados que más se están moviendo son Brasil y México, ¿a qué se debe?

Sí, son los mercados más relevantes porque tienen los sistemas de emprendedores más desarrollados. En Brasil, por ejemplo, está QuintoAndar, Creditas, Gympass, Loggi, MadeiraMadeira. Son empresas que han conseguido una valuación de US$ 1.000 millones o más, y en las que decidimos invertir. Una de las inversiones más impactantes que hemos hecho es en Nubank, un gran banco digital, que cuenta un equipo sólido. Desde que empezó la pandemia, Nubank casi triplicó su base de clientes. Tenía unos 12 millones de clientes en 2019 y hoy llega a 34 millones. En México, está el unicornio Kavak, que también opera en Argentina y en Brasil. En Chile, hay empresas prometedoras como NotCo. En Argentina, Tiendanube se fue para arriba con su plataforma que permite que cualquier persona o compañía arme su propia tienda e-commerce, como si fuera Amazon. Su aceleración es enorme, porque todo el mundo empezó a pensar cómo vender online y está ahí para ayudar en el proceso. Como emprendimiento nuevo en la región, hay que mencionar a ChatPay, que monetiza inciativas por Whatsapp y Telegram.

«En Uruguay vemos empresas interesantes cada año y haremos nuevas inversiones en ese país», Santiago Fossatti, Socio de Kaszek Ventures

¿Cómo ve al mercado tecnológico uruguayo de hoy?

Uruguay tiene gran talento técnico y buenas universidades de ingeniería. Muchas empresas nacionales e internacionales han armado hubs en ese país. En el pasado, Kaszek invirtió en PedidosYa, que continúa siendo una empresa increíble, con una posición relevante. Ya no somos más parte de PedidosYa, nuestra participación fue comprada por Delivery Hero, pero no tengo duda de que la pandemia les representó una aceleración de la demanda. Otra empresa uruguaya que creció en la pandemia es el unicornio dLocal, con sus servicios de pago en mercados emergentes. No tenemos participación en esa compañía, pero en Uruguay vemos empresas interesantes cada año y haremos nuevas inversiones en ese país.

¿Quiénes son los principales inversores en la región en este momento?

Inversores de capital como nosotros; Sequoia tiene mucha reputación en Silicon Valley; General Atlantic es otro fondo norteamericano con presencia, también están invirtiendo las universidades y fundaciones creadas para temas de medicina o que buscan más igualdad en los países.

¿Cuáles son los próximos planes de la empresa?

El ecosistema de tecnología está en franca expansión, hay personas que ya trabajaron en algún emprendimiento y ahora están lanzando su propio proyecto. Nos enfocaremos en ellos. Este es un momento muy bueno para esta industria de tecnología y el venture capital.

De startups a unicornios; ocho proyectos donde invirtió Kaszek Ventures

NUBANK. Banco digital
Es el banco digital más grande del mundo fuera de Asia y la mayor fintech de América Latina. Fundado en 2013, ganó fama por sus servicios sin costo y una atención al cliente que se convirtió en modelo para la región. Durante la pandemia se potenciaron sus operaciones.

CREDITAS. Financiera
En 2020 actuó como la principal plataforma en línea de crédito garantizado en Brasil. Fue fundada como Bankfacil en 2012 y cambió al nombre Creditas en 2016. Trabaja con préstamos con garantía de propiedad, de vehículo, de nómina privada y financiación.
KAVAK. Venta de autos
En 2016 nace esta empresa, el primer unicornio mexicano, basada en un modelo digital disruptivo para la adquisición de autos a particulares, que se reacondicionan y se venden al público, con garantías. Para 2021, el plan es replicar el modelo de negocio en Brasil.
QUINTOANDAR. Inmuebles
Esta startup de alquiler y venta de inmuebles nació en 2013. Su fortaleza radica en simplificar transacciones. Su lema es alquilar propiedades diez veces más rápido que los sistemas tradicionales. En 2019 superó el valor de US$ 1.000 millones y se convirtió en unicornio.
NOTCO. Foodtech

Esta foodtech hace uso de inteligencia artificial para crear alimentos a partir de proteína vegetal, en sustitución de proteína animal. Fue fundada por tres emprendedores en 2015 y, en plena pandemia en 2020, se expandió a EE.UU. Está valuada en US$ 300 millones.
TIENDANUBE. E-commerce

Nació en 2010 y ofrece un producto digital para potenciar negocios con tiendas online. En 2012 se lanzó en Brasil bajo el nombre de Nuvemshop. En 2020 recibió una nueva ronda de inversión de US$ 30 millones. Hoy en día, trabaja con más de 70.000 marcas.
CHATPAY. Monetizar por Whatsapp

La startup, creada en 2019, permite a los usuarios monetizar sus contenidos en los grupos de Whatsapp y Telegram. Profeso-res de gimnasia que se quedaron sin poder dar clases presenciales por la pandemia, por ejemplo, pudieron reinventarse a través de esta plataforma.
PEDIDOS YA. Delivery

El famoso delivery de comidas, fundado en 2009, se expandió con gran éxito y hoy pertenece al holding Delivery Hero. La pandemia aumentó la demanda de sus servicios a domicilio y se ha convertido en fuente de trabajo. En 2020, inició operaciones en Venezuela.
Fuente: El País
2021-03-12T13:45:07-03:00marzo 12, 2021|Categorías: Economía|Etiquetas: , , |