fbpx

Uruguayos crean primera company builder de cannabis de América Latina

Ya captaron ocho proyectos y estiman llegar a los 15 a junio de este año, de EE.UU. Canadá, Uruguay y Brasil.

Andrés Israel conoció el negocio del cannabis en 2018, cuando hacía un curso en la Universidad de Stanford. Ese año cofundó CanabiZzz, la firma de productos para el sueño en base a esta planta, pero ya en ese momento sabía que en esta industria había más oportunidades.

Siguiendo ese pensamiento, en agosto del año pasado se unió con Alejandro Antalich (ex CEO de ICC Labs, vendida en unos US$ 220 millones a Aurora Cannabis en 2018), Rodrigo Rey y Joaquín García, y gestaron Cannabis Company Builder (CCB), la primera de este formato de América Latina, aseguró Israel, quien además es el CEO.

«Desde agosto estuvimos trabajando y captando proyectos. Ya tenemos ocho empresas sin un lanzamiento oficial», agregó el empresario.

Sobre el papel de CCB, indicó que en esta primera etapa será agregar valor a los emprendedores en el armado del negocio y lo comercial. «Varios que saltan a la cancha tienen experiencia técnica con la planta, en canabidoides, pero no desde el punto de vista emprendedor, empresarial. Esa parte, que en esta industria es muy importante, es la que sumaremos. Por ejemplo, cómo armar un pitch, hacia dónde llevar la empresa estratégicamente o como escalar en forma global».

La company builder no cobra fee de ingreso sino que pide entre 5% y 10% de las acciones de la empresa, dependiendo de su madurez.
Israel también destacó el papel de Rey y García, ambos abogados, que aportarán su experiencia legal en áreas como las licencias o marcos regulatorios internacionales.

Si bien CCB no asumirá un rol inversor directo, sí facilitará el acceso a capital a través de la red de contactos que los socios poseen en diversas partes del mundo interesados en este rubro.

A cambio, la company builder no cobra fee de ingreso sino que pide entre 5% y 10% de las acciones de la empresa, dependiendo de su madurez. La decisión de no cobrar el ingreso radica en que es una forma de que los socios estarán 100% involucrados en los proyectos, argumentó Israel.

Los emprendedores o empresas que busquen sumarse solo o podrán hacerlo mediante la web de la aceleradora (ya activa). Se hará un llamado anual, el actual estará abierto hasta el 15 de marzo y el plan es llegar a contar con 15 compañías este año y crecer año a año en forma exponencial.

«Ya tenemos dos empresas brasileñas, dos uruguayas, otras de EE.UU. y Canadá. Hay de todos los rubros, desde una que se dedica a flores de alto contenido de CBD, otra a THC a cielo abierto, hasta productos para dormir (CanabiZzz) y genética de semillas, entre otras. El plan es generar sinergia entre todas para potenciar sus negocios. Por ejemplo Pucmed, un mega proyecto brasileño ubicado en Florida. Con ellos estamos viendo la licencia de los productos en Brasil y colaboramos en levantar capital. Si entra a Brasil, podemos aprovechar ese canal abierto para otras. Ya logramos captar cerca de US$ 1,5 millones».

El empresario aclaró, además, que el aporte de CCB será en dos direcciones. Por un lado, ayudar a empresas de Latinoamérica a salir al mundo y, por otro, a que empresas de otras zonas que buscan expandirse lleguen a la región o a inversores interesados en este mercado. Además, si bien aún CCB funciona con capitales propios, para 2022 el plan es buscar su primera ronda de inversión para crecer en capacidad de impulsar más empresas.

 

Fuente: El País

2021-02-26T10:16:49-03:00febrero 26, 2021|Categorías: Cannabis uruguayo, Emprendedurismo|Etiquetas: , |