fbpx

Tabárez dio clase en la conferencia, emocionó y se retiró aplaudido

El Maestro se retiró entre aplausos tras hablar de «las cosas importantes» del fútbol «más allá de los aspectos físicos y técnicos». De «la fortaleza de los valores humanos, del respeto y la solidaridad».

Óscar Tabárez dio una conferencia de prensa ante medios nacionales e internacionales que derivó en la admiración de quienes escucharon sus palabras por primera vez. Así fue que luego de hablar de la ausencia de Matías Vecino, las características de Japón e incluso elogiar a Luis Suárez y Edinson Cavani, el Maestro habló de cómo cambió como entrenador él desde 1990 a la actualidad, el fútbol mundial y realizó una crítica a los cambios en Europa.

Una pregunta de un japonés que derivó en todo.

Un periodista de un medio de Japón le consultó por los cambios en el fútbol moderno con respecto a los del siglo pasado, acerca de temas financieros.

Los cambios en el fútbol actual.
«En Uruguay nos gusta mucho el tango, y sé que a los japoneses también. Hay un tango que dice que 20 años no es nada, y no es cierto. En ese tiempo pueden pasar muchas cosas que cambian el panorama. A mí me tocó participar del Mundial de Italia 1990 y le puedo asegurar que el fútbol de entonces era totalmente distinto, las fuentes de ingreso eran diferentes. La televisación ha cambiado el panorama. Europa ha entrado en un estado de autosuficiencia que ya a los equipos de tercer mundo no podemos hacer lo que hacíamos antes. Después de Sudáfrica 2010 les pedí a los dirigientes que quería jugar contra los mejores, y lo hicimos. Francia, España, Alemania, Italia. Ahora no se puede, hay una Liga de Naciones. Se va a hacer un Mundial de Clubes con más participantes. Se está cambiando todo y cada vez son más difíciles las preparaciones de los equipos, cada vez menos el tiempo que tenemos los entrenadores de los países que tienen muchos jugadores afuera».

Las «cosas importantes» del fútbol
«El fútbol ha cambiado, es verdad, pero procuro rescatar la esencia. Es un deporte colectivo, eso no cambia. Más allá de los aspectos físicos y técnicos hay otros que tienen que ver con el relacionamiento entre los participantes, con sus relaciones afectivas. Cuando se me critica porque hablan del fútbol de tenencia, que ‘este es antiguo’ o ‘este es moderno’, con todo respeto pero me parece mucho bla, bla, bla y no van a las cosas importantes, porque no las conocen. No es culpa de los que opinan, sino que no pueden acceder a la realidad interna de los clubes. La fortaleza viene por acciones que tiene que ver fundamentalmente con los valores humanos: el respeto, la solidaridad. Son elementos intangibles para muchos que el rival no puede hacer nada. Lo único que puede hacer el rival contra nosotros es jugar mejor y ganarnos, pero eso que nosotros llevamos y llamamos es ‘actitud’, la palabra que resume todo eso, con eso viene la convicción que esas son las cosas importantes. El liderazgo, que a veces es natural en alguna persona. Como estoy leyendo en un libro de los All Blacks de Nueva Zelanda: ‘los líderes tienen la función de formar líderes’, de tener compañeros que tomen decisiones adentro de la cancha y darles confianza».

Una crítica al desarrollo europeo.
«Por ese lado está la parte que se puede poner a desarrollo del dinero. Hay que pedir un fair play financiero para equilibrar las cosas. Hubo una final de la Europa League entre dos equipos ingleses y hubo un solo jugador inglés entre los 22. La elite del fútbol está en Europa, nosotros cuando los enfrentamos tenemos que tratar de limitarlos y de vez en cuando ganarles un partido. A nosotros nos cuesta un poco más. Sería mejor si tuviéramos la oportunidad de competir más seguido contra ellos, como ahora parece que se nos está haciendo cada vez más difícil».

¿Qué le diría al Tabárez que dirigió la Copa América Brasil 1989?
En otra respuesta, el DT dijo: «Lo más importante, tengo más cosas ahora que en el 89′, obviamente. Quizá en lo físico no, porque ha pasado mucho tiempo. En lo otro me siento mejor, tengo más convicciones que hacen ir para adelante. No me creo dueño de la verdad, me cuestiono a mí mismo y a lo que hago, permanentemente. El libro dice que ‘la mejor forma de graficar la humildad es haciendo preguntas a los que más saben’ y a veces hay que preguntarse a sí mismo, sobre lo que uno está haciendo. De esa manera tratamos de ayudar a los demás y entablar conversación con los futbolistas que son la parte esencial de todo esto. Ni siquiera los entrenadores son esenciales en todo esto. De la única manera que no podría haber fútbol sería sin futbolistas. En este momento soy consciente que la realidad es lo que es y no lo que a uno quisiera, pero hay formas de estudiarla, de asumirla y, aunque sea un poco utópico, tratar de cambiarla en los aspectos negativos».

Una «inspiración para los entrenadores brasileños».
Además, un periodista de Brasil le comentó que por su trabajo ha sido inspiración para los técnicos de su país. «Un tiempo antes de tener esta segunda oportunidad en Uruguay tuvimos tres años sabáticos, desde Boca Juniors en 2003 a 2006. Pensé mucho cómo insertar a Uruguay en la realidad del fútbol de estos tiempos y hacerlo competitivo. Son ideas, pensamientos y después con el correr del tiempo y de los acontecimientos se fue dando que se lograron cosas. Pasamos momentos difíciles, pero siempre con fortaleza mental. No lo tomo como algo personal, lo que valoro es este proceso que se está haciendo», comentó el Maestro.

Fuente: El País

2019-06-21T10:30:03-03:00junio 20, 2019|Categorías: Deportes|Etiquetas: , , , |