Uruguayo diseña nuevas soluciones para resolver problemas con el equipaje en todo el mundo

Jerónimo Acosta, de 23 años, es el creador de una revolucionaria funda inteligente, y de un sistema de sensores para efectos personales.

El extravío de maletas -a veces sin recuperación- y el robo de objetos del interior del equipaje es un problema que ha desafiado los avances tecnológicos y sigue siendo fuente de disgustos y preocupaciones, tanto para los viajeros como para los funcionarios de aeropuertos y compañías aéreas.

Jerónimo Acosta, futuro contador público e hijo de un trabajador aeroportuario, se dispone a lanzar al mercado dos productos que podrían ser un gran paso para dejar atrás semejantes inconvenientes.

El proyecto se llama ChillTravel, y su elemento principal es una funda ultra-resistente e inteligente para valijas, que no solo ofrecerá protección contra daño y robo durante el viaje, sino que posibilitará el seguimiento y el envío de notificaciones acerca su estado.

Además, Acosta pretende revolucionar el sistema actual de recuperación de objetos perdidos, que carece de información y falla en la entrega de los objetos encontrados a sus respectivos dueños; así, creó lo que dice es el primer tracker enfocado en la industria de los viajes. Para eso, el pasajero deberá colocar un sensor diminuto en los objetos que quiere tener vigilados (como laptops y billeteras), para que envíe notificaciones al smartphone el uso de una aplicación móvil con la que se comunica a través de Bluetooth.

El joven emprendedor destaca que este sistema no competiría con las maletas que ya se venden hoy con tecnología incorporada, ya que se trata de usar el equipaje del que ya se dispone y adaptarlo para que esté online.

Asimismo, la funda inteligente que pretende colocar en el mercado estaría muy por debajo del costo de las maletas inteligentes (unos 10 dólares contra 250). De hecho, costaría aproximadamente lo mismo que los envoltorios plásticos que se colocan actualmente en las terminales aéreas, con la diferencia de que no ofrecerá una mera protección, sino la posibilidad del seguimiento.

“Queremos reinventar y mejorar la experiencia del pasajero brindándole información y control sobre sus pertenencias personales”, explica el joven en declaraciones citadas en una nota de la periodista argentina Débora Slotnisky, publicada por el matutino porteño La Nación.

Acosta lanzó una campaña de financiamiento colectivo, y espera reunir unos 300.000 dólares para lanzar sus productos. La fecha estimada es el próximo mes de octubre.
El emprendedor dice que ya está en diálogo con grandes aerolíneas y aeropuertos para que los sensores de los objetos encontrados se sincronicen con las dependencias de Lost & Funds, para que cuando allí se registra el ingreso de un ítem perdido, el usuario reciba un aviso inmediato indicándole donde se encuentra. “Así automatizaremos un proceso que hoy no existe”, vaticina.

Por otra parte, dado que la publicidad en los establecimientos aeroportuarios es extremadamente costosa, Acosta dice que la venta de publicidad, con el logo de compañías impresos en los wrap, podría generarle ingresos. “Hemos recibido contactos de cadenas hoteleras para sponsorear los envoltorios inteligentes”, aclara.
Mientras sigue la cuenta regresiva hasta el lanzamiento comercial de sus iniciativas, Acosta ya planifica sus objetivos para el 2018: “Queremos acceder a rondas de inversión y participar en alguna aceleradora internacional para optimizar el producto en poco tiempo. Además, sabemos que nuestros productos también pueden ser utilizados por pasajeros de trenes y buses”, concluye.

Fuente: Montevideo Portal

2017-07-31T11:34:17+00:00 Julio 28, 2017|Categorías: Ciencia y Tecnología|Etiquetas: |