fbpx

El Punta Tech 2021 se renovó y unió creatividad, colaboración y tecnología

La 14° edición del tradicional evento tecnológico cambió por la pandemia, fue online, generó 30 meetings por el mundo y mantuvo el espíritu de siempre.

Los problemas no son siempre oportunidades, pero en cierta manera ayudan a generarlas porque a veces no las vemos». Tim Harford, periodista y economista británico, resumió con esta frase la situación que atraviesa el mundo en estos momentos por la pandemia del coronavirus y cómo esta puede impulsar la creatividad y el desarrollo de nuevos proyectos.

Harford deslizó este concepto durante el Punta Tech Meetup 2021, el principal evento tecnológico y de networking del país coorganizado por Pablo Brenner y Sergio Fogel (cocreadores) y Carolina Kind y Bruno Gadea (Lucero), que funciona como un buen ejemplo de ello.

La pandemia obligó a repensar y dejar atrás el evento presencial que solía convocar a más de 1.000 personas en Punta del Este cada año, por uno híbrido, que mezcló lo presencial y lo virtual. Así surgió una edición renovada, pero con el espíritu de siempre. La hora de inicio fue la misma, las 19:00 pero se hizo en transmisión por streaming gratuito (YouTube, El País, www.puntameetup.com y el canal Asuntos Públicos) que vieron más de 15.000 personas. Fue co conducido por el periodista y especialista en tecnología Facundo Macchi y la especialista del Sector TIC en Uruguay XXI, Isabella Antonaccio y permitió la interactividad gracias a meetups en simultáneo alrededor del mundo. En ciudades tan disímiles como Montevideo, Punta del Este, La Pedrera, Ciudad de la Costa, Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Bariloche, San Mateo (EE.UU.) Miami, San Francisco y Tel Aviv, diferentes hosts -particulares y corporativos- recibieron a sus invitados siguiendo protocolos sanitarios.

Más de 15.000 personas vieron la transmisión por streaming

La 14° edición del Punta Tech tuvo como oradores además del británico Harford, a Gulru Atak, global innovation lead for treasury and trade solution del Citi, Tom Galizia, socio de consultoría de Deloitte y líder de la alianza con Google; Kfir Damari, cofundador de Space IL, Dolores Méndez Acosta, directora de canales y alianzas para Latam en Salesforce, Meli Bentolilla, especialista en marketing educativo y embajadora del programa Beresheet y Haldo Spontón, VP of technology & head of AI en Globant.

El piano de creatividad

Harford fue el segundo orador de la noche. Centró su presentación en los aspectos psicológicos de la creatividad y cómo los obstáculos se transforman en aliados para hallar nuevas soluciones. Para graficarlo, citó el reconocido caso del pianista de jazz Keith Jarrett y su concierto de 1974 en la ciudad alemana de Köln para 1.400 personas, cuando el piano para el concierto no llegó y tuvo que tocar en otro más chico que se utilizaba para pruebas. El concierto fue organizado por una joven de 17 años que insistió a Jarrett en que lo hiciera.

Tim Harford. El periodista británico fue uno de los speakers principales del evento.

Todo se prestaba para que saliera mal pero lo que sucedió esa noche «fue mágico», recordó Harford. «Jarrett evitó las teclas duras altas, se centró en las del centro y con esto creó una música relajante y de ambiente. Y como el piano era chico se puso de pie para tocar con fuerza y llenar la sala. Al público le encantó y se transformó en el disco de concierto de jazz solista de piano más vendido en la historia. Al tocar un piano intocable al que al inicio se resistió, creó su pieza musical más exitosa», reflexionó.

¿Por qué sucedió? A entender de Harford, hay dos razones. La primera es que «el enemigo de la creatividad es el aburrimiento y el aliado la atención».

Según el periodista, estar alerta cuando se enfrenta una situación difícil hace que «inmediatamente centremos la atención». «En momentos de crisis es cuando estamos completamente presentes», subrayó. Por el contrario, cuando se hace lo mismo todos los días no se es creativo y este es el camino «que busca la mayoría», indicó. «Todos queremos ser aburridos porque nos gustan los lugares conocidos, las personas conocidas, estamos en una lucha constante con la necesidad de hacer cosas siempre de la misma forma», argumentó.

Así, en un contexto como el actual, con una pandemia que paraliza al mundo, se fuerza la creatividad para hallar nuevos caminos que «a veces incluso son mejores pero no se veían porque nos gustan los lugares comunes».

A modo de ejemplo, citó la huelga del metro de Londres ocurrida en 2017. «Cerraron la mitad de las estaciones de metros por 48 horas durante las cuales las personas tuvieron que buscar alternativas para moverse. Alternativas que siempre estuvieron ahí, trenes, buses, entre otros, y nuevos caminos. Luego tres economistas estudiaron los datos del sistema de transporte y encontraron que miles de personas cambiaron su trayecto por la huelga, no volvieron al camino anterior y se dieron cuenta de que toda la vida lo habían hecho mal. Siempre podrían haber tomado el mejor camino pero no lo hacían. Entonces suceden dos cosas: creamos cuando prestamos más atención porque la situación es desafiante y cuando nos obligan a hacer algo diferente porque la estructura física del problema cambió», dijo.

Al plasmarlo en el contexto de la pandemia, Harford es realista y reconoce el daño que esta crisis provoca -«la gente muere, otros se quedan sin trabajo»-, pero a su vez, asegura que «hay algo extraño y a veces muy positivo con este tipo de problemas, porque ayudan a ver una realidad que de otra forma no apreciaríamos».

Y aplica a todo, incluso al propio Punta Tech Meetup.

Según sus cofundadores, si bien esperan recuperar el tradicional formato para el 2022, el éxito de esta nueva entrega dejó la puerta abierta para replicarla en la próxima edición.

Alianzas para ganar

La velocidad que le imprimen la digitalización y la tecnología a los negocios inyecta otro nuevo desafío a las empresas: cómo ser innovador y seguir los cambios sin quedar en el camino. Para Atak, del Citi, la respuesta está en la colaboración.

Gulru Atak. Para la líder global de innovación del Citi, la colaboración «es la nueva innovación».

«Colaboración es la nueva innovación», aseguró durante su presentación. «En el futuro las asociaciones y la colaboración serán fundamentales. Si pensamos en el mundo actual todas las industrias viven grandes disrupciones impulsadas por las nuevas tecnologías que son tan fuertes que una entidad sola no puede reaccionar, sobrevivir. Por eso la colaboración será más importante», afirmó.

A modo de ejemplo, citó el caso de la «fusión» entre BMW y Daimler de 2019, con la que crearon Reach Now (servicios multimodales), Charge Now (servicios de recarga de vehículos eléctricos), Free Now (servicios de taxi), Park Now (estacionamiento) y Share Now (vehículos compartidos). «Son competidores eternos pero se llamaron porque la colaboración permite reconocer que solos no son tan fuertes», complementó.

Al llevarlo al sector bancario, y al Citi en particular, Atak destacó que aplican tres conceptos. El primero es aprovechar el beneficio de trabajar con startups o fintech, el segundo es actuar con la propia industria para resolver ineficiencias y tensiones dentro del sector, y en tercer lugar colaborar con el mundo para ampliar «nuestros límites o el modelo de negocio para servir mejor a los clientes».

«En nuestro caso, el Citi invirtió en dos consorcios comerciales; uno es un espacio para negociar commodities donde participan diferentes bancos europeos y Contour, en Asia, (NdR: una red de financiamiento comercial basada en blockchain) donde invierten algunos de nuestros competidores. Lo que buscamos es subsanar las ineficiencias o burocracias en cartas de crédito en la negociación de activos. El plan es trabajar juntos, digitalizar procesos y mejorar la eficiencia para los clientes corporativos. En tanto, con fintech hace cuatro o cinco años la industria pensaba que nos destruirían pero ahora trabajamos juntos, como en Hiring Ideas, donde nos unimos y brindamos a los clientes diferentes soluciones como la conciliación y detección de pagos inusuales», cerró.

Cultura, viaje a la luna, inteligencia artificial y más

Del impacto de la tecnología en las empresas, de alcanzar los sueños pensando en grande, de promocionar las ciencias entre los niños y el avance de la inteligencia artificial (IA) en el mundo se pronunciaron los otros speakers del Punta Tech Meetup.

Tom Galizia, de Deloitte, comenzó a trabajar junto a Google hace cuatro años y asegura que el gigante tecnológico impactó en el banco y su cultura porque es un lugar donde comenzaron «a ver el futuro en tiempo real». «Se puede tener un impacto global con proyectos como los de Waymo, el vehículo autónomo que cambiará la forma en que nos movemos», indicó Galizia.

Dolores Méndez Acosta, de Salesforce, agregó que las alianzas a futuro deben tener como base «la confianza entre las partes» porque «construye relaciones a largo plazo».

Por su parte, Haldo Spontón, de Globant, abordó el crecimiento del uso de inteligencia artificial «en actividades que mueven la aguja de la compañía». «Esto se debe a que evolucionó la tecnología, se probó la madurez de los datos, con el deep learning como abanderando porque ataca problemas más fuertes».

Kfir Damari, de Space lL, resaltó cómo el proyecto de alunizaje israelí se transformó en la primera iniciativa privada en lograrlo, pero sobre todo el impacto que este hecho tiene en la sociedad y entre los niños. «Fue un largo proceso que comenzó en 2010. Nos encontramos con varios problemas pero aprendimos a integrar un equipo de más de 100 personas con cuatro tipos de ingenieros distintos, varios socios entre empresas, grupos de inversión, gobierno, organizaciones, entre otros. Íbamos a ser la primera organización privada en llegar a la luna. Inspiramos a los niños a que se puede y motivamos a que se acerquen a la ciencia espacial y a la tecnología», cerró.

 

Fuente: El País

2021-01-15T11:16:34-03:00enero 15, 2021|Categorías: Innovación, Tecnología|Etiquetas: , |