fbpx

Plan impulsado por las uruguayas Alur y Cousa, recicla el aceite de frituras domésticas para generar combustibles

Las familias de Piriápolis comenzaron a recolectar el aceite de fritura para que Alur y Cousa lo reciclen en la planta industrial de Montevideo.

Para mitigar el impacto ambiental por el desecho de este tipo de aceite, las firmas ALUR y Cousa junto a los municipios de Piriápolis y San Antonio (Canelones) lanzaron un plan piloto innovador que prevé la recolección de aceites comestibles de todos los domicilios de estas zonas.

En Piriápolis se instalaron cuatro contenedores en lugares estratégicos que funcionarán todo el año con el objetivo de recibir el aceite usado que recopilan las familias.

Además, la ONG Beraca, de Piriápolis se encargó del reparto –junto con un folleto explicativo– de 7.000 recipientes plásticos de 1,2 litros retornables que luego de llenados son depositados en los contenedores inteligentes.

ALUR será la responsable de realizar un monitorear a través de GPRS (internet inalámbrico) del estado de cada contenedor. Cuando éstos estén próximos a completarse, la empresa procede al vaciado y el traslado del aceite para la planta de biodiésel ubicada en Capurro.

Por cada litro de aceite de fritura, se puede obtener un litro de biodiésel, que luego ANCAP mezcla en gasoil en un 5% por cada litro que vende al consumidor final. En el caso de Piriápolis, ALUR espera procesar 17.000 litros de aceites de fritura por año.

El programa se extenderá parcialmente a algunos barrios de la capital en los próximos meses.

Fuente: ALUR

2015-04-12T18:06:29-03:00marzo 6, 2015|Categorías: Home|Etiquetas: , , , |