fbpx

UTEC producirá insumos médicos en impresoras 3D y se los ofrecerá a los hospitales

Iniciaron contactos con centros de salud para ayudar con lo que necesiten y buscan sumar a nuevos actores que quieran colaborar

La Universidad Tecnológica del Uruguay (UTEC) iniciará la producción de insumos médicos en impresoras 3D, según resolvieron este miércoles.

Los expertos en esta tecnología se suman a una tendencia mundial de en la que se busca auxiliar a los hospitales afectados por la falta de recursos debido al brote del coronavirus.

En Europa ya se sabe que muchos hospitales están colapsados. La mayoría no dan abasto y tienen problemas de recursos. En Italia, el país más afectado por esta crisis después de China, ya han iniciado experiencias de este tipo para paliar el problema de la falta de suministros. En un hospital de la ciudad de Brescia, en la región de Lombardía, las autoridades indicaron que se habían quedado sin unidades de válvulas para los respiradores, indispensables para la reanimación de los pacientes para asegurar el flujo de oxígeno, informó el diario La Stampa. La comunidad tecnológica salió a responder a este problema con impresiones 3D.

«Hay una movida internacional de los laboratorios de fabricación digital para ver qué tipo de ayuda a nivel médico podemos llegar a producir», comentó a Cromo Alejandro Ferreira, docente encargado de Fabricación Digital y coordinador de laboratorios de impresión 3D del país (conocidos como laboratorios de innovación abierta Lab-A).

Inician ronda de contactos y empiezan a producir
Los laboratorios de Fabricación Digital se reunieron con el equipo de Ingeniería Biomédica (ambos de UTEC) para buscar la forma de poder ayudar a combatir la pandemia.

A partir de este jueves, tenían previsto iniciar el contacto institucional con la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE) y algunas mutualistas para empezar a determinar cuál es la necesidad de insumos.

La UTEC les enviará un formulario a estos centros de salud para que especifiquen cuáles son los insumos que requieren de manera urgente y cuáles podrían necesitar en algunos días. Eso les permitirá organizar mejor la producción.

La comunidad internacional de los productores en impresoras 3D ya ha modelado prototipos de diferentes insumos médicos, que serán analizados por la UTEC para empezar a producir. Si bien todavía no saben qué necesita cada centro de salud, este jueves iniciaron la impresión de algunos elementos.

«Tapabocas, respiradores, elementos de electrónica y hasta objetos que sirven para no tocar las puertas», comentó Ferreira, son algunos de los recursos que podrían proveer.

¿Cuánto pueden llegar a producir?
Según Ferreira, eso depende de cuántas instituciones puedan sumarse a esta iniciativa. «Nosotros solos tal vez podemos llegar a producir 300 (tapabocas), pero si llegamos unirnos con otros lugares que tengan impresoras se podría multiplicar», comentó.
Ferreira dijo que la UTEC cuenta con 28 impresoras de FDM (modelado por deposición fundida). Significa que se deposita el material en capas, para conformar la pieza. Además, cuentan con escáneres y otras tecnologías indispensables para llevar a cabo la producción.

La impresión de una mascarilla podría llegar a demorar entre tres y cuatro horas, aunque hay que testear el modelo y ver cuál sirve más.

Su idea es sensibilizar también al sector privado para multiplicar los esfuerzos y producir a gran escala.

Por ahora, no hablaron de quién financia este tema. «Nosotros somos parte del Estado y parte de nuestra responsabilidad es empezar a generar innovación para atender un problema y ayudar a que la gente no se enferme», concluyó.

Fuente: El Observador

2020-03-23T17:20:49-03:00marzo 23, 2020|Categorías: Salud|Etiquetas: |