fbpx

Circo de febrero: desde el jueves 25 al domingos 28, en el Auditorio Nelly Goitiño se desarrollará el ciclo 2 de circo

La propuesta incluye dos espectáculos representativos de la nueva escena circense nacional. La compañía Opa! Payasos y el colectivo Pulsa pondrán en escena una programación enérgica que conjuga universos poéticos y estéticos diversos. De esta forma el ciclo se estructura con un espectáculo para todo público y otro para niños.

El primero es Pulsa, del colectivo homónimo, y podrá verse el 25, 26 y 27 a las 20.30 y el 28 de febrero a las 19.30. La compañía, que surge del encuentro entre Pulsa Circo y Colectivo Clo y cuenta con la dirección de la argentina Gabriela Parigi, es una obra de circo contemporáneo que investiga en torno a la construcción de la identidad y pone en juego malabares, danza, teatro y acrobacia, con el humor como “un antídoto inigualable”.

¡Ahí viene el circo!

Opa! Payasos cuenta con una trayectoria consolidada en los escenarios desde su creación en 2014 (Knoc, knoc, Platz, Alebrije: bienvenidos al bosque, entre otras) y, como varios colectivos, se mantuvo activo durante 2020 a pesar de la pandemia. Hacia mitad de año desarrolló la serie #CorranAlVirus, con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, que planteaba consejos saludables en clave de clown. La idea era romper con la lógica del encierro y lo que este conlleva –soledad, ansiedad, miedo, incertidumbre– por medio del humor y de la particular manera de comunicación que ofrecen los payasos, y abrir un espacio para que las personas percibieran nuevas formas de comunicarse, de leer los acontecimientos y de conciliar otras lógicas posibles dentro de ese contexto.

“El año pasado nos dio un sacudón a todos, pero especialmente a las artes escénicas, el teatro y el circo. Muchos tuvimos que inventar nuevas estrategias para seguir trabajando. Con Opa! tuvimos la oportunidad de hacer un trabajo audiovisual junto con Oz Media, en relación al coronavirus. Fue genial, pero lo que nosotros sabemos hacer, que tiene que ver con el encuentro real con el otro, con la mirada, la complicidad del humor en vivo, la experiencia de ir al teatro, es otra cosa. Entonces decidimos usar los protocolos que empezaron a aparecer como incentivo para armar nuestro nuevo espectáculo: pocos actores, distancia en el escenario, la sugerencia de no compartir objetos, etcétera. Todas estas cuestiones funcionaron como provocación para la compañía. El impulso era el de encontrarnos con la gente. Volvimos al teatro en setiembre del año pasado, y ahora con más ganas todavía. Yo vuelvo con más ganas porque vi que el público estaba ahí, que no tenía miedo de ir al teatro, de llevar a los niños y niñas. Nos reencontramos con un público que valoró la ida al teatro en pandemia, y eso es también muy emocionante”, comenta Lía Jaluff.

Con el espectáculo que presentan este fin de febrero en el Auditorio Nelly Goitiño (va del 25 al 28 a las 17.00), Opalalá: el circo único, ya se subieron a los escenarios en las minivacaciones de setiembre, cuando se presentaron, protocolo sanitario mediante, en la Zavala Muniz. “Se abre el telón y al grito de ‘¡opalalá!’ se anuncia al público una gran función de este maravilloso y particular circo. Tras bambalinas aguardan artistas extraordinarios con sorprendentes actos. Pero este circo peculiar guarda un pequeño y único secreto que, a medida que transcurre el espectáculo, comienza a develarse”. De esta manera presentan el espectáculo, con el que proponen un viaje en el tiempo a los circos de la infancia. Lía Jaluff y Sebastián Laenz, bajo la dirección de Sebastián Báez, llevan a escena un espectáculo que combina diversas disciplinas circenses con el clown, “en una puesta que busca un encuentro cálido y alegre con el público, una experiencia para compartir en familia”. La puesta en escena, austera y simple, se propone hacer viajar al espectador a las raíces del circo, ponerlo en estado de asombro, con el humor y la imaginación como constantes.

“Opalalá! Un circo único aparece con esa intención de reivindicar el encuentro en el teatro. Es en parte nuestro homenaje al circo clásico. Resignificamos la impronta que propone el circo de ser un espectáculo de frente al público, pero que también es toda una experiencia en donde el público ríe, grita, se asusta, se emociona, juega. Construimos todos los personajes estereotípicos del circo (malabarista, equilibrista, ilusionista, forzudo, león) a partir del juego de una payasa y un payaso que ofrecen un ‘graaaaaan’ espectáculo, aunque son ellos dos, solitos, quienes representan a todas las disciplinas. El juego de intentar disimularlo se hace muy divertido para nosotros los adultos, y a veces muy desconcertante para los niños, que se dan cuenta muy rápido de que es el mismo actor pero con bigotes. Y esta simpleza es la que buscamos. Asustarnos con los leones del circo, aunque ese león no exista, es una invitación a seguir jugando al teatro. A seguir insistiendo en que espectadores y actores, en el teatro o en el circo, estamos jugando al mismo juego”, detalla la actriz.

Circo de febrero: desde el jueves 25 al domingos 28, en el Auditorio Nelly Goitiño se desarrollará el ciclo 2 de circo

Caja mágica

El taller de creación de libros ilustrados para niños y niñas que ofrecerá la ilustradora Luisa Sabatini en Garabato está dirigido a niños de seis a 11 años y se propone como un espacio para la creación de libros escritos e ilustrados. “A través de diferentes recursos lúdicos, la expresión plástica, el dibujo y la producción audiovisual, iremos ilustrando historias nunca antes escritas ni contadas, historias únicas que quedarán registradas en uno o más libros”, cuenta Sabatini, autora de Caracúlico, con textos de Lorena Hugo; El bolacero, con textos de Mariano González; El libro infinito, con textos de Silvia Soler, y del flamante ¿Qué querés inventar?, también junto con Lorena Hugo por la editorial Factor 30. Por más información, comunicarse al 094 097 882.

Una historia de la sensibilidad en Solymar

En el marco del Festival de Teatro y Música en Ciudad de la Costa, hoy llega desde Colonia el elenco Del Patrimonio para presentar Barbarie vs. Civilización en Espacio Babilonia (Bajada 30 de Rambla Costanera Tomás Berreta y Av. Central, Médanos de Solymar). La obra de Lorena Rochón fue seleccionada para el XVII Encuentro Bienal en Paysandú, y nominada a Mejor espectáculo y Mejor texto. Se trata, adelantan, de una adaptación de documentos históricos que utilizó José Pedro Barrán “en un significativo estudio de la historia de la sensibilidad de la sociedad uruguaya, con un recorrido reflexivo por las visiones que nuestro país transita de la diversión y el dolor”. El proceso creativo llevó más de dos años de laboratorio. Actúan Lorena Rochón, Amalia García, Ana Cecilia García, Alejo Siri y la dirección es grupal. Localidades únicamente en boletería y en efectivo a $ 250. Reservas al 2681 2378 y 099 932 364. Se puede llevar silla de playa.

Allá a lo lejos

Cierta tensión previa a que se avecine una tormenta se huele en los prolegómenos de Shejitá, un texto de Analía Torres (Mancuso, Parada Olivera), premiado por Cofonte en 2013 y el Programa de Fortalecimiento de las Artes 2019, que fue seleccionado por el Festival de Artes Escénicas Frinje 15 Madrid. Llevado a escena por Ximena Echevarría, conjuga proyecciones e irrupciones sonoras para retratar tres generaciones de mujeres de campo que sobreviven prácticamente aisladas. La vaca no da leche, la heladera está vacía, almuerzan tortafritas. Clara hace rato que pasó las quince primaveras, aunque su familia prefiera no darse por enterada. La madre colecciona botellas de caipirinha y toma hasta el desmayo, la abuela, que no puede moverse, añora las manchas de sangre que tiñen los delantales tras una carneada. Las figuras masculinas están de paso: un vecino algo tonto que llega periódicamente de visita y un hombre misterioso que hizo un negocio con la dueña de casa.

Pero esta información está incompleta si no se sabe de antemano que la compañía Implosivo (responsable de piezas como Ruido o Metamorfosis) trabaja desde lo sensorial con una metodología propia que denomina “dramaturgia plástica”. En esto juega un papel fundamental el diseño de arte a cargo de la siempre sorprendente Paula Villalba, con una instalación que sume al espectador en una extrañada atmósfera, que igual tiene trinos bucólicos como hirientes cortes de thriller. Los parlamentos son dichos remarcada y aceleradamente, como si oyéramos hablar a los personajes de una película muda igual a como se mueven.

La original puesta, que tuvo apenas un par de funciones el año pasado antes de que cerraran los teatros, también es una forma de acercarse a esta compañía y escuela fundada en 2013 por Echevarría y Germán Weinberg en el corazón de Barrio Sur.

Shejitá sigue en el Auditorio Nelly Goitiño del Sodre (18 de Julio 930) hoy y mañana a las 21.00. Actúan: Jessica Yaniero, Sofía Ferreira, Mariella Chiossoni, Germán Weinberg y Joaquín Rojas. Reservas: shejita.reservas@gmail.com.

 

Fuente: La Diaria

2021-02-22T14:10:33-03:00febrero 22, 2021|Categorías: Cultura|Etiquetas: , , |